¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Punto y Pérez

"Los traductores del Congreso exigen un plus de peligrosidad"

Reporte semanal de José antonio Pérez sobre la moción de censura de Unidos Podemos al gobierno de Rajoy

Esta semana ha tenido lugar la moción de censura de Podemos o, como la llaman en el PP, "Operación Jodidos Millennials".

Por si alguien no lo sabe, una moción de censura sirve para intentar quitar al presidente del Gobierno y no conseguirlo. Es la tercera vez que se hace en democracia y la tercera que fracasa. Por lo que sea, los españoles no sabemos hacer mociones de censura. Pero bueno, no pasa nada, tampoco sabemos inglés y nos dejaron montar unas olimpiadas. Eso sí, solo unas.

Como todo el mundo sabe, cuando un partido pone en marcha una moción de censura, tiene que proponer un candidato de consenso o, en su defecto, a Pablo Iglesias. Iglesias ha dicho que esto no es por una cosa suya de ego. Al parecer, en Podemos estuvieron semanas buscando otros candidatos, pero, por lo que sea, todo el mundo tenía una comunión de aquí a 2020.

En términos políticos, a Mariano Rajoy la moción de censura le ha venido muy mal porque el lunes daban CSI Miami y no pudo acabarse el capítulo. Esto hizo que el presidente estuviese un tanto bronco en sus intervenciones, como le pasa siempre que se queda sin saber quién es el asesino.

Durante el debate, la portavoz de Podemos, Irene Montero, llamó a Rajoy machista, franquista y saqueador, todo desde el respeto. Según Montero, Rajoy ha hecho de la corrupción una forma de Gobierno. En el PP lo negaron y luego le ofrecieron 100.000 euros por su silencio.

Iglesias detalló sus propuestas que incluían acabar con la corrupción y con las puertas giratorias, lo que generó en la bancada popular gritos de: "¡afrancesado!" y "¡vete a Dinamarca!"

Pero quienes realmente se han visto afectados por la moción de censura son los traductores de lenguaje de signos del Congreso, que han tenido que enfrentarse a cosas como a Rajoy diciendo: “Cuanto peor mejor para todos, y cuanto peor para todos, mejor… Mejor para mí, el suyo beneficio político”. De ahí que los traductores hayan exigido un plus de peligrosidad, como mínimo, hasta que acabe la legislatura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?