¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La polémica del día

Cara de gilipollas

El Banco de España va concretando la factura de la crisis financiera. En el informe que ha difundido hoy certifica que casi 40.000 millones ya serán irrecuperables y podemos llegar a los 60.000

Imagen de la fachada del Banco de España, con sede en la Calle de Alcalá de Madrid. /

El Banco de España va concretando la factura de la crisis financiera. En el informe que ha difundido este viernes certifica que casi 40.000 millones ya serán irrecuperables y podemos llegar a los 60.000. A cualquier observador la cifra le parecería una barbaridad, pero a los contribuyentes españoles, a quienes se nos explicó que el rescate no nos iba a costar un solo euro, nos parece un escándalo. El documento es notarial, se describe lo que pasó, de lo que ya teníamos noticias, pero no se señala ni una sola responsabilidad ni autocrítica. Se han ido miles de millones por el desagüe con la misma naturalidad con la que la semilla germina y los ríos van a dar a la mar.

El informe coincide con otro del Consejo de Economistas que cifra en 26.000 millones anuales el agujero del fraude fiscal en España. Se nos cuenta que es un tercio del que señalan otros estudios, pero la verdad es que nos parece otra barbaridad. Y como las crisis no son excepcionales sino cíclicas, el contribuyente, y más en junio, tiene la sensación de estar trabajando para que los ladrones tengan materia que robar y para ir tapando los agujeros que dejaron los ladrones precedentes. Lo que técnicamente viene siendo cara de gilipollas.

Cargando