¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Me arrolló un camión y no paró a auxiliarme"

  • Jesús Alberto Ruiz, ciclista profesional, sufrió un atropello hace un mes mientras entrenaba
  • El medallista paralímpico Juanjo Méndez tuvo un choque este miércoles con un coche que giró indebidamente

Imagen de un ciclista pedaleando por una carretera. /

Jesús Alberto Ruíz estaba entrenando con su bicicleta hace un mes, a la entrada de su pueblo, Bolaños de Calatrava, Ciudad Real, cuando fue atropellado por un camión: "Me arrolló por detrás y no tuve tiempo a reaccionar. No paró y me auxilió un viajante que pasó por allí", ha explicado. Sobre la identidad del conductor, que no acudió a su ayuda, no se sabe aún nada.

Deportistas profesional, acabó con una costilla y una clavícula rotas, le tuvieron que reconstruir el codo porque perdió carne y sufrió también un derrame en la cabeza. Pese al accidente no piensa en dejarlo, porque lleva practicando ciclismo toda su vida: "Desde los 5 años monto en bicicleta y desde el primer día monto con miedo, acabas asimilándolo pero el peligro te preocupa".

En cuanto al creciente número de incidentes que se están produciendo ha explicado que no cree que se deba a una mayor peligrosidad, sino a un aumento en el número de personas que practican este deporte. Por último ha pedido que se conviva en la carretera con respeto, porque, ha concluido, "hay sitio para todos".

El medallista paralímpico Juanjo Méndez, arrollado

El triple medallista paralímpico Juanjo Méndez, de 53 años, tuvo un accidente el pasado miércoles junto a su entrenador, Bernat Moreno, y otro compañero mientras realizaban un entrenamiento. El ciclista impactó contra un vehículo que giró de forma indebida en la carretera de La Roca, a la altura de Sant Fost de Campsentelles, en Barcelona: "En una carretera de doble dirección, el coche iba en dirección contraria a nosotros. De repente giró sin avisar y no pudimos frenar. Yo iba delante y lo paré con todo el cuerpo". Él se llevo la peor parte, una costilla y una clavícula rotas. Sus entrenador y su compañero sufrieron rasguños.

Este es el segundo susto de Méndez en muy poco tiempo. Hace poco más de un mes sufrió otro percance entrenando en Cerdanyola: "Estaba parado en un semáforo, se puso en verde, recorrí diez metros y me llevó un coche, provocándome una conmoción cerebral".

Por culpa de este accidente Méndez se perderá la manga de la Copa del Mundo que se disputará en Holanda a finales de este mes. El ciclista no está preocupado, porque cree que ya lo ha hecho todo en este deporte: "Me preocupa porque soy profesional, pero mi carrera está hecha. Si fuera más joven me hubiera tocado más la moral".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?