¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cristiano mantiene el pulso

El jugador portugués esperaba una reacción distinta del club y su entorno no desmiente que quiera jugar en el United

Cristiano Ronaldo, en la previa del encuentro ante México en la Confederaciones / ()

La decisión de Cristiano Ronaldo de abandonar el Real Madrid este verano, noticia adelantada por A Bola y que nadie del entorno del jugador ha desmentido, sigue los pasos previstos. Tal y como informó la Cadena Ser durante el fin de semana, el club blanco cree que esta situación durará varias semanas, con capítulos diferentes que irán apareciendo cada día.

Cristiano Ronaldo esperaba otra reacción en la planta noble del Bernabéu. Más allá de la llamada de Zidane en la que le explicaba que cuenta con él para seguir ganando títulos, el luso buscaba algo más. Siente que la noticia no ha cambiado la mentalidad de Florentino Pérez, que sabe desde hace tiempo el malestar de su estrella pero no tiene previsto revisar su contrato por mucho que se filtren informaciones.

Fuentes próximas al futbolista ratifican que se siente desencantado. Cree que lo da todo por el Rea Madrid y que este no le defiende como se merece. La respuesta blanca en las primeras conversaciones con Jorge Mendes confirma, a ojos de Cristiano, sus malos pensamientos. La marcha de Pepe y Coentrao, la situación de James y los pocos mensajes que ha recibido de sus compañeros en las ultimas horas tampoco ayudan. Varios jugadores blancos califican como "normal" esta reacción de su goleador y no se quieren tomar en serio la posible marcha del Balón de Oro.

El jugador sigue sin hacer declaraciones. Se esperaba con atención su comparecencia tras el primer partido de la Copa Confederaciones, pero no dijo nada sobre su futuro. Las últimas noticias que llegan desde Italia y Portugal apuntan a Inglaterra, ya que CR7 le habría pedido a su agente que le lleve al Manchester United. El Madrid espera que Ronaldo se pronuncie públicamente, sin perder los nervios y recordando que en caso de pedirles cara a cara un traspaso, esta operación nunca sería por menos de 200 millones de euros.

Cargando