¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Ojo Izquierdo

Cataluña, primera estación

La opción de Sánchez de la España federal, el Estado plurinacional y un modelo que dé cauce a que Cataluña encuentre su sitio parece biempensante y biensonante, además de ser deudora de toda una larga trayectoria de su partido

Cataluña es hoy la palabra mágica que lleva del ronzal a toda la clase política y que llena periódicos, tertulias y también, a qué negarlo, las conversaciones del bar de la esquina, cervecita y tapa. La opción de Sánchez de la España federal, el Estado plurinacional y un modelo que dé cauce a que Cataluña encuentre su sitio parece biempensante y biensonante, además de ser deudora de toda una larga trayectoria de su partido, cargada de pasado y reforzada en tiempos de Rubalcaba.

Lo que pasa es que quizá el horno está ahora para otros bollos. De entrada, dentro de su partido, Alfonso Guerra, tan silencioso en otros temas, ya ha invocado estentóreamente el artículo 155. Para no hablar de cómo andan las cosas en el PP y en Ciudadanos, impasible el ademán. En Podemos, el referéndum su única arma.

Pero con todo, la madre del cordero, evidencia atronadora, está en Cataluña. ¿Les parece interesante, digna de atención y debate a los independentistas, de Puigdemont a Junqueras, esa oferta de una España federal con apertura de horizontes para Cataluña o la desprecian como simple basurilla? Porque si es así, de nada va a servir el esfuerzo de millones de españoles que no queremos separarnos, que estamos felices en su compañía, y que solo con los catalanes a nuestro lado nos sentimos españoles plenos. Es lo que hay.

Cargando