¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Iñaki Gabilondo

Posverdad, tres modelos

Bárcenas, Villarejo y Rajoy son tres personas distintas con un solo objetivo posverdadero: embarullar para eludir sus responsabilidades

La llamada posverdad no es sino la mentira de toda la vida agigantada por las armas comunicacionales de hoy. Es decir,es la mentira en toda su gama - la mentira propiamente dicha; la verdad a medias; el globo sonda; la intoxicación; el chisme; la patraña; la calumnia- puesta en órbita por la mayor fuerza propulsora nunca conocida: las redes sociales. Y que una vez entra en contacto con Facebook, con whatsapp, con Instagram o con Twitter se expande como un gas altamente venenoso.

En los últimos días estamos asistiendo a una variada performance de posverdad. Villarejo, Bárcenas y Rajoy nos están ofreciendo tres modelos diferentes de falsificación de la realidad.

Bárcenas: posverdad por silencio parlamentario y chulería. Es su último número por el momento. Hasta ahora había utilizado la posverdad por amago, por bravuconada, por amenaza o por finta imprecisa.

Villajero: posverdad bomba fétida. Sale de la alcantarilla e inicia una pequeña gira mediática vaciando su fosa séptica a los cuatro vientos. Lo cierto y lo incierto indistinguibles mezclados en la misma masa repugnante

Rajoy: posverdad vía ventilador. Para emboscar la corrupción de su partido y 27 años de caja B y sobrecogimiento, es decir recogimiento de sobres, ordena a su disciplinada hueste en el Senado que abra una investigación urbi et orbi, esparza la mugre y llame a declarar a líderes y sublíderes de todos los partidos. Y que maree la perdiz hasta que acabe la legislatura.

Ya lo ven un truhan, un bribón y un procer, tres personas distintas y un solo objetivo posverdadero: embarullar para eludir sus responsabilidades.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en 'Hoy por Hoy'

Cargando