¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Laureano Oubiña: "A nadie le pusieron una pistola para tomar drogas"

Laureano Oubiña asegura que los delitos que él cometió no han causado tanto daño porque "el hachís no ha matado a nadie"

Resumen de la entrevista con Laureaño Oubiña. / CADENA SER

El histórico narco Laureano Oubiña, que el pasado mes de marzo quedó en libertad condicional tras cumplir más de tres cuartas partes de una condena por blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas, ha explicado en la SER que los delitos que él cometió "no han causado tanto daño" porque "el hachís no ha matado a nadie. Y yo solo fui transportista de hachís, nada más."

símbolo del contrabando

Laureano Oubiña Piñeiro es el símbolo del contrabando en Galicia. Empezó a los 17 años con el negocio del Diésel y del Café y de ahí pasó al tráfico ilegal de tabaco. Está considerado como el contrabandista de hachís más castigado en España. A sus 71 años, ha cumplido tres de sus cinco condenas: delito fiscal, narcotráfico, cohecho y blanqueo de capitales. El pazo de Baión, situado en Vilanova de Arousa, ha sido el emblema de la riqueza Oubiña en Galicia. A sus puertas llegaron a manifestarse las madres contra la droga en los años 80. Hoy, el lugar se dedica a la producción de vino albariño y a la rehabilitación de drogodependientes. Laureano Oubiña salía de la cárcel en libertad condicional en marzo de este mismo año.

Oubiña, considerado durante años el capo gallego de la droga, ha escuchado el recado de la presidenta de Madres contra la Droga, Carmen Avendaño, que se ofrecía a presentarle jóvenes con problemas derivados del consumo de hachís. Y la ha acusado de beneficiarse de subvenciones públicas con estas palabras:

"A esta señora le llegará su momento. No ha pasado una tragedia familiar por mi culpa porque yo no he traficado con drogas que lo provocaron, pero quiere mantener el tema para coger las subvenciones. Hay muchas subvenciones y hay muchas disputas por coger su puesto. Además, a nadie le pusieron una pistola en el pecho por consumir drogas. A lo mejor alguna culpa tenemos los padres también".

¿Cuánto dinero llegó a ganar Oubiña con las drogas? Él dice desconocerlo porque "nunca lo contó". Asegura que ahora vive de la pensión de 360 euros y de la ayuda de sus hijos. Un dinero que apenas le sirve para vivir y que no le ha permitido pagar al abogado que le defiende y asesora desde el año 2014. Oubiña trabaja en una ONG en Madrid junto a inmigrantes y extoxicómanos desde que está en libertad condicional. Y afirma que "duerme perfectamente".

El histórico narcotraficante asegura tener pruebas de haber financiado ilegalmente a Alianza Popular con dinero en efectivo que asegura haber obtenido de forma legal con sus empresas. Pruebas que se compromete a presentar en el juzgado "si me llaman", según afirma.

Cargando