¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las supergolondrinas de Chernóbil

Un proceso de selección natural explicaría que los ejemplares con más defensas han sido los que han sobrevivido y han podido reproducirse durante los últimos 31 años a pesar de los altos niveles de radiactividad que aún se mantienen en los alrededores de esta central, situada en Ucrania y que sufrió el peor accidente nuclear de la historia.

Un qequipo internacional de científicos ha descubierto la existencia de golondrinas más resistentes en la zona de Chernóbil, en los alrededores de la central que sufrió en 1986 el peor accidente nuclear de la historia. /

Un equipo internacional con participación de científicos españoles del CSIC ha comprobado a través de estudios de campo que ciertas poblaciones de golondrinas que viven en las áreas de Chernóbil (Ucrania) presentan una mayor resistencia ante distintas bacterias, en comparación con otras poblaciones de golondrinas que habitan en zonas menos o no contaminadas.

¿Y dónde está el secreto? Pues, todo indica que, por un proceso de selección natural, los ejemplares que tenían más defensas han sido los que han sobrevivido y han podido reproducirse durante los últimos 31 años.

Desastre nuclear

 El 26 de Abril de 1986 tuvo lugar el peor accidente nuclear de la historia en la central situada en la ciudad de Chernóbil. Más de 30 años después del accidente, la contaminación radiactiva sigue siendo muy elevada en determinadas zonas alrededor del reactor, a pesar de que se está construyendo un nuevo sarcófago.

Pero este accidente también afectó al ecosistema de la zona de forma negativa. Por ejemplo, ha aumentado el número de mutaciones y se ha registrado una elevada mortalidad de seres vivos en las zonas contaminadas.

Mortalidad elevada

De hecho, durante estos 31 años han muerto muchísimas golondrinas, pero las pocas que han sobrevivido tienen una mayor capacidad de defensa.

O dicho de otro modo: la cantidad de radioactividad fue tan alta que hubo un proceso de selección muy intenso, y sólo aquellos individuos que fueron capaces de sobrevivir a las nuevas condiciones pudieron mantenerse con vida y reproducirse.

Cargando