¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Contigo dentro

Celia Blanco

Madrugada del domingo al lunes de 01:30 a 02:30

Me queda mucho sexo

Esta semana la Tana ha cumplido años y no tiene ninguna intención de que eso condicione lo que pasa en su cama.

Que no venga nadie a decirme que para ser un matrimonio, debemos tener papeles. Ya he aprendido lo incómodo y caro que resulta vivir amancebada, pero en esas tres ocasiones en las que viví así con él, creí que el tipo con el que me iba a vivir, podría ser el definitivo. Con papeles o sin ellos.

Después de dos grandes rupturas y cientos de ex-amantes… ¿O fueron miles? Ya no especulo respecto a mis parejas y elijo dejarme llevar respecto a mis amantes. Que vengan los que sean menester para que pueda ubicarlos en mi propia vida. Jamás me he acostado con cualquiera que pasara por ahí, así que dilucidar si el que está es el que se queda, no implica acertar. Solo le daré importancia a quien se la haya ganado. No descuidaré a los que la consigan. Con la edad te acostumbras a aprender un poco más y enseñar un poco menos. No vaya a ser que no se lo sepa todo. O que no se lo crea. O que cometa el error de sorprenderme cuando menos me lo espere. El título de amante no lo da el calentón; la categoría de ser mi pareja ni siquiera la garantiza el tiempo. El honor de ser mi amor, jamás lo provoca la costumbre y mucho menos la resignación.

Ojalá mi cama se llene de quien tenga que venir. Ojalá consuma mi vida junto a la persona que más me quiera. Ojalá mis polvos, uno detrás de otro. Ojalá mi muerte aún por venir.

Acabo de cumplir 45 años, señores. Me queda mucho sexo. Y les aseguro que pienso disfrutarlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?