¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HUMOR | Punto y Pérez

Froilán se gradua

José Antonio Pérez dedica su reporte semanal a la graducación del hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar"

Esta semana ha habido muchas noticias, pero ninguna tan gratificante para el conjunto de los españoles como la graduación de Felipe Juan Froilán de Marichalar.

El asunto no es moco de pavo porque Froilán, atención, tripitió 2º de la ESO. Esta es una proeza al alcance de muy pocas personas. Al parecer, Froilán estaba un poquito trabado con la asignatura de ciencias naturales al no ser capaz de entender por qué los delfines tienen orejas si nunca dicen nada interesante.

Pero, lejos de tirar la toalla y dedicarse, por ejemplo, a pintar ojitos en piedras y venderlas en las calles de Ibiza, Froilán se concentró en los estudios y ha conseguido hacer, atención, cinco cursos en dos años.

El Vaticano ya ha encargado a una comisión de teólogos que investiguen a ver si se trata de un milagro. Puede parecer raro que, con la de cosas que podría hacer Dios, como, no sé, parar guerras o lo que sea, se entretenga haciendo que Froilán apruebe, pero recordemos que al actual ministro de Interior un ángel le aparca el coche. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que los caminos del Señor no solo son inescrutables sino también están ligeramente escorados hacia la derecha.

Hay que aclarar, eso sí, que Froilán estudiaba en Estados Unidos y allí el sistema educativo es un poco diferente al nuestro. Para empezar, cuando hace calor, los americanos ponen el aire acondicionado en clase, la típica excentricidad yanki que aquí no podemos entender.

El colegio de Froilán costaba la friolera de 45.000 euros al año, lo cual parece mucho pero, claro, teniendo en cuenta que el crío te saca dos cursos y medio al año, al final te sale más barato que ponerle un profesor particular.

Pero no todo son buenas noticias. Porque ahora Froilán está en España y ya tiene 18 años, lo cual quiere decir, atención, que puede conducir un coche.

En cualquier caso, desde este programa queremos felicitar a Froilán por su fenomenal gesta. Sacarse la ESO siempre es motivo de orgullo, especialmente cuando uno no se ha criado en una familia desestructurada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?