¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OPINIÓN

Créditos fintech: ¿Son mejores que los préstamos bancarios?

()

En España ha aparecido un nuevo sector de empresas financieras, alternativas o complementarias a la banca tradicional según se mire: las empresas tecnofinancieras o sector fintech. El término ‘Fintech’ surge de la contracción de las palabras inglesas finance y technology, si bien la Fundéu BBVA prefiere referirse a estas empresas como tecnofinanzas o sector tecnofinanciero. Este tipo de compañías ofrecen productos y servicios financieros utilizando un componente tecnológico esencial, creando, mejorando o complementando servicios financieros antes reservados a las entidades financieras. El objetivo que no siempre se cumple, como veremos, es ofrecer mejores productos y servicios financieros, personalizados, con las necesidades del usuario por delante de otras consideraciones y a un coste menor para el cliente final. Simplificando, podríamos decir que nacen con la pretensión de ser nuevos y mejores bancos tecnológicos.

El fenómeno fintech ha eclosionando en nuestro país y se cifran en aproximadamente 200 las empresas tecnofinancieras activas. Solo en la asociación principal del sector, AEFI, ya figuran un centenar de proyectos inscritos. Su pujanza junto a la variedad de servicios que ofrecen, desde el asesoramiento automatizado vía algoritmos o robo-advisors, inversiones y créditos colectivos o crowdfunding a financiación de empresas ha propiciado la aparición del primer comparador patrio de servicios tecnofinancieros: Enfintech. Si buscamos con este portal online las empresas financieras que se dedican al préstamo y crédito alternativo a la banca, nos encontramos con dos tipos de productos:

1. Las empresas tecnofinancieras que actúan directamente como prestamistas privados, empresas de lending en la jerga del sector. Monedo o Iwoka son prestamistas online que encajan en esta categoría. No están supervisados por el Banco de España, a diferencia de las entidades de crédito tradicionales.

2. El crowdfunding de préstamo o crowdlending, tipo de financiación colectiva que permite que multitud de personas dejen dinero a un prestatario, persona física o empresa, a cambio de unos intereses y comisiones. Las plataformas de financiación participativa que ponen en contacto a personas que quieren rentabilizar su dinero prestándolo a individuos y empresas que presentan proyectos personales y empresariales sólidos. La CNMV es el supervisor encargado de controlar a este tipo de fintech, que han de estar dadas de alta en un registro público.

Financieramente hablando las empresas de lending están aún muy lejos de suponer una competencia a los préstamos personales bancarios, si bien la tendencia a futuro es que cada vez más se especialicen en determinados colectivos de personas o empresas a los que los bancos no quieren o no pueden ofrecer crédito competitivo. Monedo Now, por ejemplo, publicita unos tipos TAE de entre el 60 y el 113%, para sus créditos a particulares de hasta 5.000 euros; tipos de interés más de tres veces más caros que utilizar el crédito de una tarjeta bancaria, para que nos hagamos una idea.

En cambio, los préstamos crowdfunding ya suponen una competencia real con los préstamos personales bancarios, ya que tanto por tipo de interés, como por plazo y cantidades, suponen un trato de tú a tú con sus primos bancarios. Así por ejemplo Excelend gestiona préstamos personales fintech a tipos del 4,83% al 21,89% TAE, en consonancia con los mejores préstamos de los bancos y los más caros, según perfil del cliente solicitante.

Aún no podemos afirmar categóricamente que los préstamos tecnofinancieros sean mejores que los tradicionales, entre otras cosas porque la regulación del sector en relación a la defensa de los derechos del consumidor está en una fase muy temprana. Sin embargo, ya podemos vislumbrar una seria competencia a la banca, que ofrecerá un crédito realmente personalizado, a precios ajustados al riesgo. No un crédito masivo como el que los bancos nos tienen acostumbrados, con tipos de interés muy poco ajustados a buenos y peores pagadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?