¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Changemakers

'Montes de Socios': la fórmula que revolucionó el medio rural

Hablamos de este tipo de propiedad comunal en los campos españoles y sus efectos sociales

Vista del monte de socios de Herrera de Soria, en el alto del parque natural Cañón del Río Lobos. /

Cambiar el mundo como filosofía de vida, pero cambiarlo para los demás. Un verano más desde ‘A Vivir’ nos proponemos alumbrar aquellos proyectos e ideas surgidos para mejorar la vida de los que tenemos a nuestro alrededor, un fenómeno que la fundación Ashoka ya ha bautizado con nombre propio: ‘emprendimiento social’.

 

En esta primera entrega de proyectos emprendidos con fines sociales hablamos de la recuperación de los ‘montes de socios’, un fenómeno que ha revolucionado el entorno rural en la provincia de Soria y otras tantas de la geografía española. Este tipo de propiedad son extensiones forestales de titularidad colectiva –es decir, que pertenecen a varios dueños- y cuyo origen se remonta al siglo XIX.

 

Gracias al director de la Asociación Forestal de Soria, Pedro Medrano, principales impulsores del proyecto; y a Felipe Sanz, beneficiario del monte de socios ‘Quintos del Royo’ (Soria), conocemos bien esta iniciativa y qué se esconde detrás de ella. Además, también nos desplazamos a Herrera de Soria, un pequeño pueblo de la campiña soriana, en el cual su monte de socios ha sido determinante para la supervivencia de la localidad.

 

¿Cuál es el origen de los montes de socios?

 

Jorge García

La historia de estos montes se remonta a mediados del siglo XIX. Por aquellos entonces la titularidad de la mayoría de montes pertenecía al Estado o a la Iglesia, pese a que la explotación fuese comunal en cada pueblo y realizada por sus vecinos: madera, fruta, pasto para el ganado… Era lo que históricamente se ha conocido como ‘bienes de manos muertas’.

 

Tras las sucesivas desamortizaciones emprendidas en aquel siglo (Mendizábal, 1836 – 1837; Madoz, 1854 – 1856…) muchas de estas extensiones de terreno fueron subastadas y, en innumerables casos, los vecinos de cada localidad acudieron de forma colectiva para comprar el monte a través de un representante. Tras aquello los montes siguieron proporcionando la actividad necesaria a sus vecinos, pero tras la llegada del desarrollismo a España y producirse el éxodo rural muchos de estos montes dejaron de proporcionar su completa utilidad.

 

Pasaron los años, los pueblos se despoblaron y con ellos muchos montes de socios comenzaron a apagarse. Tras unas décadas abandonados y en un limbo medioambiental y legal, la Asociación Forestal de Soria (ASFOSO), encabezada por Pedro Medrano, comenzó una labor de recuperación de estos espacios naturales

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?