Así se cuidan las rodillas de la mujer runner

Seguimos con nuestro especial de verano dedicado a esta parte del cuerpo, una de las que más problemas genera a los corredores

En SER Runner estamos dedicando una serie de espacios este verano a una de las partes del cuerpo más sensibles para todo runner: las rodillas. Esta semana nos centramos en las especificidades del cuerpo de la mujer. Y es que hay ciertas diferencias que hemos de tener en cuenta a la hora de prevenir lesiones en la rodilla.

Por ejemplo, la configuración de la pelvis es diferente en mujeres y hombres. La de la mujer, al ser más ancha, provoca mayor rotación interna del fémur al correr, lo que repercute en la rodilla y en la musculatura de la pierna. Para evitar problemas lo más importante es separar las rodillas al correr, algo a lo que podemos ayudar utilizando tipos específicos de plantillas.

También la masa muscular, la resistencia de los ligamentos, la masa ósea... son diferentes entre géneros. Repasamos cada uno de ellos y, con el jefe de la Unidad de Rodilla del Hospital de Cruces, José Antonio Guerrero, os damos los mejores consejos para evitar problemas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?