¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Actualidad

¿Eres un moderno?

Esta tarde Iñaki Domínguez, autor de 'Sociología del moderneo', y Moderna de Pueblo nos han hablado de todo lo que rodea a la tribu social del momento

Iñaki Domínguez y Moderna de Pueblo /

Para mucha gente, seguro que también muchos de nuestros oyentes, el concepto de 'moderno' no está tan claro. En 'La Ventana' hemos querido iluminar las zonas oscuras de esta subcultura urbana con Iñaki Domínguez y Raquel Córcoles, la conocida ilustradora bajo el nombre de Moderna de Pueblo.

Iñaki Domínguez es licenciado en Filosofía y doctor en Antropología y autor del libro 'Sociología del moderneo'. Reconoce que "cada época ha tenido sus tribus urbanas y la de este momento es la de los modernos, más conocidos como hipsters".  Su teoría defiende la existencia de elementos de unión entre esas personas que los convierte en un grupo. Domínguez lo ha llamado "constelaciones" y son "combinaciones de elementos en común como puede ser la comida, la ropa o algunos lugares turísticos que sirven para fijar una identidad y proyectarla" . Para el filósofo esto explica la manera de relacionarse de los modernos y cada vez de más gente "propio del mundo globalizado".

Iñaki viste un polo de motivos floreados y un pantalón beige, pero las patillas le delatan su pasado "moderno". Haber formado parte de la cultura en algún momento le ha hecho un gran observador de la misma. Explica que "los modernos se crean reciclando lo viejo con nostalgia" y que la tendencia de la sociedad a querer ser de ese grupo "de modernos" se debe al deseo de un "sentimiento de pertenencia" que se ha acentuado hoy en día. Los modernos, cambian su lenguaje para llamarle a las magdalenas muffin en una búsqueda de identidades sólidas en el mundo "cada vez más líquido", como diría el filósofo polaco Zygmunt Bauman, que les ha tocado vivir. 

Raquel Córcoles nos ha ilustrado, nunca mejor dicho, sobre su historia personal que le hizo crear a Moderna de Pueblo. "Cuando llegué a Madrid todo me parecía de plató de televisión. Eso te hace sentir inferior pero luego lo desenmascaras y descubres que es todo postureo". Raquel observaba el mundillo de la capital cuando llegó casi hace una década. "Veías que todos tenían profesiones interesantes, escribían en El País de las Tentaciones o eran diseñados. Los veías en los bares y ya tomaban gyn-tonic cuando aún no existía. Yo me preguntaba como se creaba ese círculo y cómo toda esa gente se conocía". "Me di cuenta de que o cumplías unos códigos de estética y comportamiento o no encajabas y eso me inspiró a dibujar", ha explicado. 

"Quería que mis dibujos expresaran qué le pasaba a una chica de pueblo cuando llegaba a la ciudad y sólo se comía los mocos mientras la gente cool pasaba de su cara". Reconoce, además, que la gente de pueblo era mucha más que la que pensaba. Raquel ha conquistado con la fina ironía de sus ilustraciones a todo un variado público y a varias editoriales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?