MARTE

La llegada del ser humano a Marte: ¿realidad o ilusión?

Llevamos años escuchando que la conquista planeta rojo está cerca. Sin embargo, lo cierto es que ni siquiera la NASA se atreve a dar una fecha concreta

El planeta rojo es uno de los escenarios más recurrentes de nuestro cine. Aunque al ser humano nos resulte tentadora esa imagen de los astronautas flotando por una nave espacial, lo cierto es que una misión real en Marte podría convertirse en una angustiosa lucha por sobrevivir. Esta mañana en Hoy por hoy con Macarena Berlín hablamos precisamente de eso: la llegada a Marte. Durante estos últimos meses hemos escuchado como cada vez más empresas se han unido a esa "carrera" por la conquista de Marte (a la que se ha unido por ejemplo Elon Musk, director de Tesla Motors). Stephen Hawking decía hace poco que en menos de 100 años deberíamos abandonar la Tierra. Marte podría convertirse entonces en nuestro segundo planeta.

A pesar de que sí se han enviado robots y satélites que nos han hecho llegar imágenes del planeta rojo, lo cierto es que enviar una tripulación es muy diferente. Hablamos con un ingeniero que ha trabajado en la NASA, investigador y científico que lleva a sus espaldas más de 200 patentes. Fue condecorado en Ginebra con la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Industrial. Lo último en lo que está trabajando: piscinas con agua que hacen que el cuerpo flote para evitar los ahogamientos. Antonio Ibáñez de Alba ha inventado cosas fascinantes como palmeras artificiales en Libia para la creación de microclimas en el desierto. Sin embargo, no se muestra muy positivo respecto a la conquista de Marte. "No mantengo un criterio muy de acuerdo con lo que se expone en los medios de comunicación", nos cuenta Antonio Ibáñez "Un viaje a Marte implica principios físicos totalmente nuevos, no olvidemos que allí la atmosfera tiene una densidad 100 veces menos que la de la tierra. Yo digo que hoy en dia, en el 2017, no tenemos tecnología ninguna para ir a Marte", afirma.

"El hombre lo tiene muy difícil por la problemática en el viaje, aterrizar en Marte. Estamos hablando de un planeta que está a 225 millones de km de distancia", dice el ingeniero. "Cuando la NASA te habla de que en 30 años llegaremos a Marte es que no tienen ni  idea de cuándo se va a llegar. Si te hablan de 4 o 5 años, sí te lo puedes creer", explica.

Y es que, durante los últimos años, se han dado muchas fechas para esa hipotética llegada del ser humano al planeta rojo: el proyecto Mas One, en el que se reclutó a gente para un viaje sólo de ida, hablaba de llegar a Marte en 2018."Cuando puedes ir y no puedes volver como dicen algunos proyectos, es que no tienen las ideas claras", dice Antonio Ibáñez. "La estación internacional que está a unos 400 km de distancia con muchisimos problemas estan haciendo miles de experiencias que luego nos sirven aqui en todos los sectores. pero el hombre nos está mostrando su límite, que son esos 400 km", afirma.

El investigador y científico opina, además, que esa estación internacional tendría mucho más sentido si estuviera en la Luna (a 380.000 km de la Tierra). Sin embargo, Antonio Ibáñez tiene muy claro el motivo por el cual no está ahí: "Hay evidencias muy grandes de que el hombre no ha puesto un pie en la luna aún", ha afirmado. Yo después de ver todo lo que he visto en NASA, diría que el umbral está en esos 400 km donde se situa esa estacion internacional y que aún nos quedan años de experimentación".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?