¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El editorial de Pepa Bueno

Todo se acelera

Nunca antes tuvimos más fácil hablar, y nunca en la historia reciente nos costó tanto

Todo se acelera en este setiembre lleno de incógnitas. Tácticas y estrategias para sorprender al contrario. En la era de la comunicación instantánea, internet, la transparencia y la democracia participativa, nuestros políticos nos dicen a la cara que no van a desvelar sus cartas sobre el 1 de octubre en Cataluña y sobre el largo camino que queda después. Trampas, tácticas, argucias y vías de urgencia donde debería haber reflexión reposada y luces largas.

Nunca antes tuvimos más fácil hablar, y nunca en la historia reciente nos costó tanto.

A quienes señalan las debilidades de unos y otros, pero también las razones de otros y de unos, los llaman con desprecio equidistantes. La pregunta que habría que hacerles a los defensores de la trinchera, la pureza ideológica y el trazo grueso es: ¿Si no tienes intención de aniquilar físicamente a tu adversario, qué camino queda más que la política, hablar, ceder, escuchar, respetar la ley y cambiarla por acuerdo? Es lento, es pesado y casa mal con la dinámica actual de odio, de desprecio a los derechos del otro, a la lengua del otro, a la identidad del otro. ¿Pero hay otro camino?

Sí, quedan otros caminos, la historia del siglo XX está llena de ellos, reducidos a cenizas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?