¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Unidad de vigilancia

Diagnosticar pastillas para perpetrar la especie

Isaías Lafuente nos trae el Informe 516 de la Unidad de Vigilancia Lingüística

La segunda unidad de vigilancia de la nueva temporada de 'La Ventana' nos ha dejado una serie de conclusiones: No hay que decir el AMPA ( Asociación de Madres y Padres de Alumnos), sino la AMPA; el jefe de los Mossos d'Esquadra es Trapero, que no confundir con trasero; las pastillas se recetan, no se diagnostican (lo que se diagnostican son las enfermedades); uno o una se aclimata, no se aclimatiza.

Pero no es todo. La semana ha dado para mucho más: Se dice incomodar y no incomodizar, que, además, es muy incómodo de pronunciar y de escuchar; se puede salir en volandas, no por volandas; se escurre el bulto y no se escaquea el bulto, aunque puedas escaquearte; se está presa del pánico y no preso del pánico (a no ser que estés en la cárcel); siempre se imagina imaginariamente, como su propio nombre indica; y, por último, subrayar que a un anfitrión no se le puede mandar a casa porque se supone que ya está en ella.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?