¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Referéndum ilegal del 1 de Octubre

Ada Colau: “La vía unilateral del 1-O no es efectiva”

  • La alcaldesa de Barcelona no reconoce el referéndum ilegal previsto para el 1 de octubre como vinculante
  • Apela a la necesidad de votar una consulta o propuestas ante el bloqueo político que vive Cataluña por el "inmovilismo del PP"
  • Critica la "presión indebida" sobre los ayuntamientos y garantiza que no cederá locales municipales

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante la entrevista en los estudios de Radio Barcelona /

Han pasado cuadro días desde que supiéramos que el ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat habían llegado a un acuerdo que -en principio- permitirá votar a los barceloneses el uno de octubre. ¿Cuatro días después sigue sin poder ser explicado?

Lo esencial de ese acuerdo se puede explicar y lo hemos hecho ya y no me parece menor. Yo plantee claramente que cuando hubo el requerimiento por parte de la Generalitat respondí como alcaldesa que no tenía ningún inconveniente en facilitar al máximo posible la participación política en nuestra ciudad, como creo que debe ser, pero que al mismo tiempo como alcaldesa estoy obligada a preservar la seguridad de la institución y de sus trabajadores. Con esa premisa interpelo a la Generalitat que dadas las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos que pudieran garantizar eso. Los equipos estuvieron hablando y desde la Generalitat nos garantizaron eso. Barcelona es una ciudad grande y compleja en cualquier cita electoral hay muchos locales, la mayoría de la Generalitat, pero también del ayuntamiento de la diputación, locales privados y concertados… hay infinidad de locales y eso le corresponde a la Generalitat que es quien organiza y convoca este referéndum. Eso me gustaría destacarlo porque se está trasladando una presión a los ayuntamientos que creo que no es razonable. Hay unos convocantes de un referéndum, otra parte que ha suspendido la ley del referéndum y los ayuntamientos que ni hemos convocado ni suspendido nada se nos pide todo a nosotros.

Déjeme que traduzca sus palabras o hágalo usted. Me habla de esa colaboración política y luego me dice que hay una serie de locales. ¿En el acuerdo se contempla que el ayuntamiento ceda los locales municipales para que se pueda ir a votar?

Primero le aclaro que no hay ningún acuerdo firmado o escrito

Ustedes lo anunciaron, hablaron de un acuerdo

Se habló y lo que se le trasladó a la Generalitat es que para nosotros la premisa era que encantados de facilitar que el máximo número de locales se puedan habilitar para facilitar la participación pero que en ningún caso se puede poner en peligro la seguridad de la institución de los trabajadores públicos. Con esas premisas a partir de ahí dejaré que la Generalitat, como convocante y cuando considere oportuno, informe de los locales como del resto de cuestiones que tiene que informar.

Mi pregunta es muy concreta. ¿El ayuntamiento de Barcelona va a ceder locales municipales?

Le digo que el ayuntamiento no va a poner en peligro la institución en ningún caso. Por lo tanto no se va a contravenir el informe del secretario que ha dado un informe muy específico de cómo se tiene que interpretar la resolución del Constitucional y que a partir de ahí no habrá ningún posicionamiento del ayuntamiento que pudiera poner en peligro a la institución o a sus trabajadores. En eso soy clara e inequívoca. A partir de ahí, encantados de facilitar que el máximo número de locales se puedan habilitar para que haya una participación lo más normal posible.

¿Cómo se hace eso?

No me corresponde a mí responderlo. No soy convocante

A los barceloneses se lo tendrá que explicar la alcaldesa

Lo que les puedo decir es que como alcaldesa no se va a poner en peligro la institución, pero al mismo tiempo a los que quieran participar les puedo decir que se darán todas las facilidades para que puedan participar con normalidad sin poner en peligro la institución pero es la Generalitat quien lo tiene que garantizar e informar en su debido momento porque es ella la convocante y la organizadora.

Defíname entonces facilidades. Si el ayuntamiento no va a contravenir el informe del secretario en qué se traducen las facilidades

Le he respondido con lo que le puedo responder ahora mismo. No me he puesto a mirar locales ni hacer un acuerdo de locales. He trasladado a la Generalitat la disposición para facilitar que en nuestra ciudad se pueda participar con normalidad aquellos miles de ciudadanos que lo quieren hacer y al mismo tiempo que tengan claro que no se puede poner el peligro a la institución y a los trabajadores. En eso nos hemos puesto de acuerdo y de los detalles tendrá que informar quien convoca que es la Generalitat

Esta tarde en El Balcò de SER Catalunya, Lluïs Guinó, diputado del Partit Demócrata y miembro de la mesa del Parlament, ha dado alguna pista. Asegura que el govern quiere poner urnas en edificios de la Generalitat y centros educativos gestionados por ambas administraciones ¿Va por aquí la posibilidad de que se vote en Barcelona?

Es la Generalitat quien tiene que responder a esa pregunta. En el Consorci d’Educaciò el 60% es de la Generalitat y el 40% del ayuntamiento, pero en lo que se refiere a la gestión del conjunto del sistema educativo en la ciudad, que son muchas cosas y no solo los locales. Igualmente la presidencia ejecutiva es de la Generalitat de Cataluña. Pero aparte de eso, la ciudad de Barcelona es muy grande y existen infinitud de tipos de locales, de otras administraciones y de otro tipo. Seguro que habrá otras vías posibles que está contemplan el Govern.

¿Lo del 1 de octubre es un referéndum?

Desde luego, me temo que no es el referéndum que Cataluña necesita. Nosotros llevamos mucho tiempo defendiendo que Cataluña sí necesita un referéndum porque así lo pide el 70 u 80% de su población, y lo hace de forma masiva, pacífica, cívica y respetuosa durante años y años de manifestaciones masivas. Por tanto, Cataluña necesita un referéndum porque así lo pide su ciudadanía, pero tiene que ser un referéndum efectivo. No porque sea legal o ilegal si me permite, sino porque interpele al conjunto de los catalanes. Desde el espacio político del que yo participo, creemos que lamentablemente el 1-O no va a reunir esas condiciones. La vía unilateral no es efectiva más allá de si es legal o es ilegal. Pero al mismo tiempo, sí creemos que es una movilización legítima porque en el origen de todo esto está el inmovilismo del PP. Un Gobierno del Estado incapaz de hacer una propuesta en positivo, que todo lo que ha respondido siempre han sido negativas a todas las propuestas. Con ese bloqueo, con ese inmovilismo que ahora se está constatando con esa incapacidad para dar una respuesta política, y llevarlo todo a la vía judicial, a la vía de la represión, a la vía de las amenazas y de la intimidación suspendiendo actos políticos, persiguiendo carteles y amenazando a más de 700 alcaldes, así seguro que no vamos a ningún lado. El 1-O no es el referéndum que Cataluña necesita, pero si es una movilización legítima.

No es menor que sea legal o ilegal

Tiene razón. No es menor que se ilegal el referéndum, pero no es la cuestión de fondo. Estamos hablando de si es legal o ilegal porque no se está hablando de lo que realmente importa, que es la cuestión política ¿Por qué no se está dialogando? ¿Por qué esa incapacidad para negociar? En el mundo política y mediático se está dando por sentado que habrá un choque de trenes, con un lenguaje de colapso, ruptura, de victoria y derrota, de cuestiones judiciales… Eso es la derrota de la política. Todos lo que tengamos responsabilidades institucionales no nos podemos resignar a ese lenguaje y al no se puede hacer nada hasta el 2 de octubre. Siempre es tiempo para el diálogo, para reconducir las cosas a la mesa política. No nos podemos resignar a la polarización y judicialización que estamos viviendo estos días. Se engañan aquellos que piensen que el 2 de octubre lo retomaremos sin nada. Se está generando una situación que no es buena para la política y para la democracia. Hay que saludar la iniciativa que se ha presentado hoy en Madrid, por Catalunya en Comù, Unidos Podemos, las confluencias en Galicia,… Han respondido positivamente, y me alegro un montón, el PNV, ERC y el PdeCat, son varias formaciones que han mostrado su predisposición a participar en esa asamblea de cargos electos este fin de semana como una propuesta para retomar el diálogo. Posiblemente no esté ahí la solución definitiva, pero nunca hay que resignarse.

La carta que firmó junto a Puigdemont, Junqueras y Forcadell hay quien la interpretado como su adhesión al bloque nacionalista

Fíjese y no es casualidad, vivimos en esta época binaria de polarización donde cualquier gesto te coloca en un sitio u en otro. Son malos tiempos para los matices y yo reclamo un espacio político trasversal y reclamo los matices porque nos enfrentamos a un situación compleja y querer reducirlo y blanco y negro es un error catastrófico que explica la situación de bloqueo en la que nos encontramos ahora mismo. Yo soy muy crítica con la hoja de ruta de Junt Pel Sí y he criticado la vía unilateral porque creo que no es eficaz y no interpela al conjunto de los catalanes, además creo que lo que vimos en el Parlament no nos gustó a nadie y la ley de transitoriedad no es defendible ni políticamente ni jurídicamente. Tengo muchas diferencias, pero también algún punto en común también importante y es que el 80% de los catalanes pedimos el derecho a decidir y creo que la solución pasa por un referéndum efectivo y pactado. Y también tengo en común el pedir diálogo, que esto se vuelva a llevar a la mesa de la solución política. Por eso cuando Puigdemont me plantea firmar una carta que pide al Gobierno retomar una diálogo, uno sin condiciones, mi obligación como institución es firmar la carta para reconducir el tema al diálogo.

¿En base a que legislación quieren pactar un referéndum si ellos no reconocen la ley que emana de la Constitución?

Si estamos hablando de legislación creo que estamos mostrando la situación de fracaso de la política

Pero es que nos encontramos en el punto en el que ya hay quien se ha saltado la ley

Pero llevamos muchos años, la gente, pidiendo ese referéndum. Hay mucha gente diversa que se viene movilizando por ese referéndum que cabe en la legalidad existente. Según muchos juristas es una cuestión de voluntad política porque hay diferentes maneras de facilitar la consulta si hubiera voluntad política. El tema es que no hay voluntad política porque jamás se ha explorado la manera de hacerlo o plantearlo hacerlo en toda España, ni eso se ha puesto sobre la mesa. El tema es de voluntad política. Se llega al debate de la legalidad cuando se fracasa en la mesa política y eso es lo que más nos incomoda a la población. A los políticos se nos paga para resolver problemas no para generar nuevos. Esto es un problema de modelo territorial de agotamiento del modelo de autonomías que tenía sentido hace 40 años pero que hay que actualizarlo porque ya no sirve. Hay una inmensa mayoría ciudadana que expresa eso de manera pacífica desde hace años sin obtener ninguna respuesta en positivo por parte del Gobierno del PP. Frente a esa situación de bloqueo acabamos hablando de leyes cuando el tema es de política.

Donde usted dice matices, hay quien dice ambigüedad

Lo sé. He escuchado ambigüedad, equidistancia. Creo que me he posicionado a favor del referéndum, que creo que es la clave democrática de la cuestión, y también del modelo territorial me he expresado muchas veces. Creemos que la situación del espacio autonómico actual no funciona, no sirve más, por lo tanto hay que revisarla. Creemos que hay que avanzar en derechos, en competencias y en autogobierno en Cataluña. Hay que reconocer su soberanía empezando por la posibilidad de hacer un referéndum. Mi espacio político defiende que eso se puede hacer sin romper los vínculos con España. Existe un estado plurinacional que de hecho ya avanzamos y trabajamos en derechos desde la fraternidad, desde la lucha de los desahucios, a la lucha de la corrupción, de la memoria histórica… Hay luchas compartidas que dan motivos para pensar que ese vínculo se puede mantener pero siempre que se refrende y se actualice con la voluntad de los ciudadanos, que es lo que da legitimidad a la democracia.

Si este no es el referéndum que reclaman los catalanes, ¿por qué invita a los catalanes a participar y va a ir usted a votar?

No es el referéndum que Cataluña necesita, pero entiendo que frente la situación de bloque e inmovilismo, las dos partes no se han comportado igual. Una que ha pedido dialogar y el Gobierno del PP que no ha ofrecido ninguna alternativa ni ninguna vía de diálogo. Y ahora, cuando nos encontramos en esta situación, me temo que está respondiendo de la peor de las maneras, con la judicialización, con la represión…. Estamos viendo cosas que no nos podemos acostumbrar en Cataluña ni en el conjunto de España. Es un retroceso en derechos y libertades para todos, que se prohíban actos públicos como el de Madrid, que se arranquen carteles de las paredes,… Esto es vulneración de derechos de reunión, de opinión, de expresión… Esto nos afecta a todos opinemos lo que opinemos de la cuestión catalana. Frente a esa situación, defiendo que es una movilización legítima. Para expresar esa voluntad de participar, sí que he dicho que tengo predisposición de participar, por esa situación de anomalía en la que nos encontramos.

Quedan 15 días, queda mucho por ver, ¿en qué escenario está usted puesta?

No le sé decir qué va a pasar el 1 de octubre ni tampoco puedo hacer quinielas. Creo que sería irresponsable. Sé que hay mucha gente preocupada en la calle, que dice qué va a pasar, esto no es bueno, se tendría que dialogar… Y también sé que desde el ámbito político se da por hecho que hasta el 1 de octubre no se puede hacer nada, escucho que hay que esperar al 2 de octubre para sentarse. Y digo que no. Quien está en política está obligado a trabajar ahora y no esperar al 2 de octubre. Mi humilde voz quiero pedir que todo el mundo, tanto con responsabilidades en Cataluña y en el Estado, tanto si están en el Gobierno o la oposición, que nadie se resigne a decir que vamos a un choque de trenes. Me parece irresponsable y me parece una derrota de la política. Todo el mundo tiene que hacer lo posible por retomar el diálogo y la negociación política. Y en ese caso también interpelar al PSOE, que parece que se está posicionando en el ya hablaremos el 2 de octubre. Eligieron a Pedro Sánchez con una apuesta por el estado plurinacional frente a una visión más inmovilista y cercana al PP como la de Susana Díaz. Esa primera esperanza obliga como mínimo a hablar, yo no digo que nadie tenga situaciones mágicas porque la situación es compleja pero me gustaría que todo el mundo hiciera el máximo esfuerzo para desbloquear la situación. No nos resignemos a que la polarización y la tensión vayan aumentando hacia el 1 de octubre. Por responsabilidad, no lo podemos hacer.

El diálogo sin condiciones de esa carta no parece cierto. Si no hay referéndum, no hay diálogo

El referéndum no lo pone como condición al Gobierno, lo plantea el 70 u 80% de la ciudadanía de Cataluña con movilizaciones masivas durante los últimos años. No es una cuestión de partidos, es una demanda ciudadana. El tema del referéndum lo ha puesto la ciudadanía sobre la mesa y ahora mismo no hay ninguna propuesta que haya avanzado o se haya planteado con seriedad. Por esto estamos hablando del referéndum también. Cuando se habla sin condiciones, Puigdemont me dijo se puede hablar de fechas, de modalidades. Pero los catalanes tenemos que votar. Unos somos independentistas, otros federalistas, pero hay un enorme consenso dentro nuestra diversidad, de que del pacto que se haga y de las propuestas que salgan se tienen que votar. Tiene que haber un momento de votación cuando venimos de una situación de bloqueo y colapso tan grave.

¿Para usted el resultado del referéndum es vinculante?

Si le digo que no creo que este es el referéndum que Cataluña necesita y que no se está haciendo en condiciones creo que se deduce claramente que creo que no puede ser considerado vinculante como sería entendido en uno pactado y con todas las garantías. No se dan las condiciones, evidentemente si hay una participación masiva será un mensaje político muy fuerte que habrá que tener en cuenta para ponerse a negociar inmediatamente, pero que sea vinculante lo dan una serie de características que me temo que a día de hoy no se están dando.

¿Cree que la respuesta por parte del Gobierno con la intervención de las finanzas y la persecución de actos de debate político tendrá efectos en la participación?

Seguro que animará la participación. Me pregunto si el Gobierno no conoce a Cataluña. La vía de la represión, de impedir actos públicos y debates va a hacer que a mucha gente que no nos gusta la manera en la que se han hecho las cosas y que no compartimos la vía unilateral nos inclinemos a participar más aunque sea como forma de protesta. Lo hemos dicho muchas veces, ha aumentado el independentismo gracias a Rajoy. Uno de los principales argumentos de Puigdemont se llama Mariano Rajoy. Esta estrategia se ha visto a donde nos lleva y creo que el Gobierno debería revisar esta estrategia porque no les lleva a buen puerto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?