¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Iñaki Gabilondo

Día D-10

Un amable seguidor me dijo ayer que se notaba que no tenía nada nuevo que decir sobre Cataluña. Y tiene razón

Un amable seguidor me dijo ayer que se notaba que no tenía nada nuevo que decir sobre Cataluña. Y tiene razón. Lo único nuevo, en mi caso, es la preocupación que no para de crecer. El resto lo llevo diciendo mucho tiempo. Y lo resumo así: pasar de un 11% de independentistas a 48 en 8 años es un fenómeno de grandes dimensiones históricas. No se puede explicar solo por la perfidia nacionalista. Que al gobierno, que no lo vio venir o lo vio venir sin inmutarse, se le debe apuntar el mayor fracaso de gestión de nuestra democracia. Que la hoja de ruta de los partidos soberanistas dejaba clarísimo y por escrito en marzo de 2015 que irían a la ruptura en serio si obtenían la mayoría en las siguientes elecciones. Que en las siguientes elecciones en septiembre de ese mismo año obtuvieron esa mayoría sin que la supuesta mayoría no independentista se movilizara suficiente ni fuera especialmente animada a movilizarse para evitarlo. Que algún día se lamentará no haber considerado la posibilidad de negociar un referéndum, no digo este referéndum. Porque negociar siempre es aproximar y disponer de tiempo para, por ejemplo, encauzar temas de gran importancia simbólica, imaginen el Corredor Mediterráneo.

Recuérdese que, antes de autorizar el referéndum escocés, el gobierno de Cameron y los independentistas negociaron durante dos años. Que ahora, consumada la desobediencia, hay que estar con el Estado y la ley. Y yo lo estoy. Pero ya vimos ayer en el Parlamento qué difícil resulta articular la unidad de los partidos entre sí y del PSOE consigo mismo. A los soberanistas les sale mejor. Que el 1 de octubre no habrá un referéndum en condiciones pero habrá algo, y que ese algo significará la oficialización del adiós a España de una parte muy significativa de Cataluña. Y finalmente, que después de todo este embrollo habrá elecciones. Y que después de las elecciones estaremos en las mismas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?