¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Medio minuto

El PSOE, bajo el foco

El partido que lidera Pedro Sánchez es clave tanto para la acción política institucional como para las alianzas de Gobierno

Como cada vez que España está en una coyuntura crítica, los acontecimientos colocan al PSOE en el centro del escenario. La crisis de Estado provocada por el independentismo ha vuelto a hacerlo. El partido que lidera Pedro Sánchez es clave tanto para la acción política institucional como para las alianzas de Gobierno. Sánchez se apunta en su haber la comisión de política territorial en el Congreso a la que tarde o temprano deberían sumarse Ciudadanos y ERC. Ya veremos a donde llega, pero es el único paso que han dado el conjunto de las fuerzas políticas para abordar la cuestión.

Pero estar bajo los focos no es cómodo. El PP necesita al PSOE en esta crisis. Y lo tiene con los límites conocidos. Pero en el otro lado, el de la llamada España plurinacional, que reunió el domingo en Zaragoza desde Podemos y sus confluencias hasta el PNV y a ERC como observador, convirtió el acto en una apelación al PSOE para que se sume a este frente y rompa con el Gobierno de Rajoy. Lo tiene difícil Sánchez. Con el PP, el partido inmovilista e incapaz de interpretar lo que ocurre en Cataluña, el PSOE no podrá ir más allá del apoyo de estos días en la defensa de la Constitución y el Estado de Derecho. Y con los de la declaración de Zaragoza es imposible pactar algo mientras sigan afirmando que este es un Estado represor, que hace presos políticos, que ha suspendido la autonomía catalana o mientras equiparen a España con Turquía.

Foto de archivo de Antonio Hernández-Rodicio / CADENA SER

La situación ya ha llegado muy lejos. El Gobierno catalán debería suspender el referéndum, algo que nadie espera. Ver salir detenido al presidente catalán del Palau de la Generalitat no sería edificante. Y televisar para el mundo entero una declaración unilateral de independencia sería un desastre. Ya que no se impone la política a ver si al menos se impone la cordura en esta Cataluña que nos ha dejado ya un arrinconamiento del discrepante en las universidades, la Diada y los estadios. A 300 curas animando a votar desde el púlpito. Y algo más: la foto de un grupo de escolares pintando pancartas por la independencia y contra la monarquía como prueba inequívoca de que la manipulación no conoce límites.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?