¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Nos duele España

La intervención policial en Cataluña es la imagen de la incapacidad del gobierno de Rajoy, que no ha sabido durante años hacer frente al problema más grave que enfrentaba nuestro país

Ya es 2 de octubre. Ya se ha consumado el peor de los escenarios posibles. Asegura el govern catalán que más de dos millones de ciudadanos votaron ayer y que el 90 por ciento dijo 'sí' a la independencia. Nada permite atribuir credibilidad a esas cifras nacidas de un proceso sin garantía, violentando el Estatut, la Constitución e incluso la ley del referéndum que debía darle amparo. Ni las reglas que se dieron para esta cabalgada las respetaron y por si quedaba alguna duda a las 8 de la mañana de ayer volvieron a cambiarlas. Partiendo de este proceso incompatible con cualquier estándar democrático del mundo civilizado, todo parece indicar que Puigdemont puede disponerse a declarar la independencia . Esta noche, en su últimas comparecencia pública, los miembros de su Gobierno se denominaban a si mismos ministros.

Al margen de todas las demás consideraciones, no hay análisis que resista el hecho de que consiga un 90 por ciento de síes a la que se opone la mitad del Parlament como se comprobó en el pleno del día seis.

Está increíble ficción de referéndum que hoy sería objeto de la crítica más severa cuando no de la chanza en el mundo entero, no es la que ocupa las portadas y los análisis de los periódicos de medio mundo. Esas portadas las ocupa la intervención policial de ayer, los 844 heridos, la imagen de un país en el que no nos reconocemos y la incapacidad política de un gobierno, el de Rajoy, que no ha sabido durante años hacer frente al más grave problema que enfrentaba nuestro país. Quieren mucho a España, pero ni la entienden ni están sabiendo gobernarla.

Y es España, hoy, Cataluña incluida, la que nos duele. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?