¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA MIRADA DE SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ

Datos y requisitos

Una de las principales dificultades para saber lo que ocurre en Cataluña es que, a estas alturas, no existe ni un dato que pueda ser dado por cierto

Una de las principales dificultades para saber lo que ocurre en Cataluña es que, a estas alturas, no existe ni un dato que pueda ser dado por cierto, porque no hay autoridades independientes del propio Govern que los respalden. La Generalitat afirma que el domingo votaron 2,2 millones de catalanes, es decir el 42% del censo y que apoyó la independencia un poquito más de dos millones, es decir un 38% y todos repetimos esas cifras como si tal cosa, pero la verdad es que se pueden haber contabilizado esos 2,2 millones de votos o se pueden haber calculado a ojo de buen cubero. No hay manera de saberlo porque no hay nadie con credibilidad a quien acudir. No existe una junta electoral ni organismos judiciales implicados. Sorprendentemente, no parece que a muchos catalanes esa circunstancia les parezca relevante. Mas bien da la impresión, como se dice ahora en el nuevo lenguaje digital, que, sobre todo, los independentistas están dispuesto a pasar pantalla sobre ese detalle. Esperemos que eso no se convierta en una costumbre y que, en la nueva situación política de Cataluña y a partir de ahora, resulte que a nadie le importen los auténticos resultados de una votación. Tampoco es fácil saber exactamente qué cifra de heridos se registró como consecuencia de la brutal actuación policial. Sean los que sean, son muchos, desde luego, demasiados, y no están nunca justificados, pero aun así estaría bien tener algún punto de referencia que no sea la propia Generalitat. La consejería de Salud aumentó ayer el número de personas atendidas por profesionales de los servicios de emergencia a 893, pero no distingue entre heridos y contusionados (una contusión es un golpe que no causa herida). Lo único seguro, comprobable, es que cuatro personas permanecen ingresadas en hospitales, dos de ellas graves.

Algunas personas pueden pensar que esos son detalles de relativa importancia, pero no es así. Manejar datos tan serios como esos requiere un mínimo de comprobación e independencia y todos sabemos, incluso por acontecimientos internacionales recientes, lo peligroso que es olvidar esos requisitos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?