¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La opinión

Más docentes y menos indecentes

Recordar la importancia de esa otra figura: la del docente, la del profesor, de la maestra, porque hoy precisamente celebran su día

Alguien que tengo muy cerca aquí sentado, decía hoy en twitter que este país necesita “más docentes y menos indecentes”. ¡No puedo estar más de acuerdo! Yo le añadiría: y menos corruptos, y menos ladrones, y menos mentirosos, y menos manipuladores, y menos violentos, y menos kamikazes en puestos de responsabilidad. Pero indecentes como genérico ya me sirve. Y me sirve, sobre todo, para recordar la importancia de esa otra figura: la del docente, la del profesor, de la maestra, porque hoy precisamente celebran su día.

Y se me ha ocurrido que esta tarde podemos abrirles La Ventana para que nos llamen, para que nos cuenten cómo es su día a día, de dónde les viene la vocación, si se sienten reconocidos o no; que nos cuenten historias, experiencias, anécdotas. Y cómo gestionan con sus alumnos esa realidad tan compleja –a todos los niveles– que estamos viviendo.

Porque los docentes –los y las docentes– no sólo enseñan matemáticas, o geografía, o música, o literatura. Ellos son los grandes transmisores –junto a la familia– de valores como el respeto, la tolerancia, el diálogo, la empatía, el esfuerzo, la ética, la generosidad. Claro que la salud de un país se mide, entre otras cosas, por cómo trata a sus maestros; y ni en este terreno, ni en el de la ciencia –por citar sólo dos– podemos presumir de mucho. En ciencia, en ocho años, se han recortado 20.000 millones de euros. En educación pública 7.000, que han supuesto la pérdida de 30.000 profesores. A ver si alguno de los problemas que sufrimos tienen que ver con eso.

Cadena SER / Cadena SER

Propongo otro eslogan: “más docentes y menos incompetentes”

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?