¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Actualidad

Muere una periodista japonesa tras trabajar 159 horas extra en un mes

La cadena japonesa para la que trabajaba, NHK, ha hecho pública la defunción cuatro años después

Se acaba de dar a conocer que una periodista japonesa de 31 años de la cadena NHK murió en 2013 debido a sus largas jornadas laborales y la falta de descanso. Miwa Sado hizo 159 horas extras y libró solo dos días en el mes previo a su muerte como resultado de una "insuficiencia cardiaca congestiva".


Según el Ministerio de trabajo de Japón en 2015 el número de víctimas alcanzó las 2.310 pero el Consejo Nacional en Defensa de las Victimas de Karoshi, que así se llama la muerte por exceso de trabajo en Japón, la cifra puede llegar a las 10.000 víctimas anuales. Si un juez determina que alguien murió por 'Karoshi', su familia recibe una compensación de unos 20.000 dólares por parte del gobierno y pagos de hasta 1,6 millones de dólares por parte de la compañía. Pero para que esto suceda, según Laura Tomás-Avellana, directora de la página web japonismo, el empleado tiene que haber trabajado un mínimo de "80 horas extra" a partir de esta cifra "se puede empezar a pensar que la muerte ha sido por exceso de trabajo".

Tomás-Avellana afirma que el trabajo para los japoneses "es lo más importante, forma parte de su cultura" y que lo normal es hacer horas extra, de lo contrario le estarían faltando al respeto a sus compañeros "como todos hacen horas extra, te sientes forzado a hacerlas tú también". Lo mismo ocurre con las vacaciones, las sienten como "dar más trabajo al compañero" y por eso no les gusta. Tienen mucho sentido del compañerismo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?