¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Respeto por alguna ley, la que sea

Puigdemont parece dispuesto a saltarse la primera condición del primer artículo de la ley de transitoriedad

Toda la atención está puesta hoy en la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante el Parlamento catalán y la posibilidad de que proceda a declarar la independencia unilateral de Cataluña. Sin embargo, el apartado 4 del artículo 4 de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República no atribuye al señor Puigdemont semejante poder.

Como muy bien llamó la atención ayer el socialista Josep Borrell, lo que dice esa ley invalidada por el Tribunal Constitucional pero texto legal al que se acoge el propio señor Puigdemont, es que el Parlamento catalán en los dos días siguientes a la proclamación de los resultados oficiales del referéndum por la sindicatura electoral, celebrará una sesión ordinaria para, efectuada la declaración formal de independencia de Cataluña, concretar sus efectos e iniciar el proceso constituyente. Es decir, no atribuye en absoluto esa competencia al presidente, sino que da a entender que será la sindicatura la que proclamará el resultado y que el propio Parlamento concretará después sus efectos, se supone que votando.

Es verdad que el presidente Puigdemont parece dispuesto a saltarse la primera condición del mencionado artículo, es decir la programación de resultado por una sindicatura que no existe y trasladar sobre la marcha esa competencia a su propio vicepresidente, Oriol Junqueras. Pero sería increíble que además se saltara sin más el protagonismo parlamentario. Estamos todos muy impresionados por la importancia del momento político, pero quizás los catalanes no deberían dejar de pedir un mínimo de respeto por alguna ley, la que sea

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?