¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PALMERAS SALVAJES

Nunca son pocos

Un nazi nunca es poco, y ayer en Valencia eran incontables. Ni en España ni en ningún sitio, por eso es importante laminarlos de la vida pública, arrancarlos de la calle y meterlos en los juzgados

A fuerza de decir que son pocos y testimoniales, y que lo mejor es no hablar de ellos, y a fuerza de acostumbrarnos a su violencia, a lo mejor un día piensan que si actúan así es porque se les deja. Un nazi nunca es poco, y ayer en Valencia eran incontables. Ni en España ni en ningún sitio, por eso es importante laminarlos de la vida pública, arrancarlos de la calle y meterlos en los juzgados por delito de odio -o sea por su ideología- o volver a dejarlos en el cubo de la basura. Hace unos días se popularizó un vídeo que parecía una película de terror: chavales en Madrid cantando el Cara al Sol sin explicar dónde la habían aprendido tan bien, dónde se la habían puesto tantas veces. Hoy vemos las imágenes de Valencia con grupos de nazis saliendo de caza, agrediendo y pateando. Hemos hablado muchísimo tú y yo de esto en los últimos tiempos y es una noticia malísima que lo hagamos, pero una sociedad normal necesita ver a los medios denunciando cualquier incidente por pequeño que sea sin miedo a exagerar, porque no se exagera nunca, y aún más necesita ver al Estado -y no lo hace- aplastándolos en cuanto asomen la cabeza porque ellos son la cabeza de la serpiente y hay algo seguro: no existe nada que merezca la pena pagar si el precio es volver a tenerlos en las calles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?