¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL OJO IZQUIERDO

¿Qué respuesta dar a algo inexistente?

¿Proclamó o no la independencia Carles Puigdemont? Pues la gallina, parece ser la única respuesta al deplorable trabalenguas de asumir el mandato del pueblo

Espectáculo bochornoso en el Parlament. Era cosa de ver cómo un momento tan memorable, esencial para el futuro de Cataluña y España, y ante los ojos del mundo entero, se traducía en un acertijo retórico del president de la Generalitat, incapaz de decir ni blanco ni negro ni gris. ¿Proclamó o no la independencia Carles Puigdemont? Pues la gallina, parece ser la única respuesta al deplorable trabalenguas de asumir el mandato del pueblo y a continuación suspender algo que ni tan siquiera se había aprobado, ante un Parlament que asistía, estupefacto y avergonzado, a una velada que pasó de la solemnidad anunciada al ridículo teatrillo bufo. Si lío había, el president lo embrolló aún más. Todo ello aderezado por los comparsas de la CUP, mohínos y cabizbajos ante un president que les había prometido ríos de leche y miel y acabó ofreciéndoles riachuelos resecos. Puigdemont y sus acompañantes en este viaje imposible hacia la independencia a las bravas, lucían la patética imagen del fracaso, conscientes en el momento de la verdad de que iban a saltar al vacío sin red salvadora. Frenaron al borde del precipicio, pero como buen trilero, Puigdemont trató de hacer en el último minuto un desesperado engaño de después y no ahora. Quizá por todo ello, asumida su derrota, Rajoy debería, también, modular la respuesta. ¿Difícil? Claro, pero quizá sea la última oportunidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?