¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ojo izquierdo

¿Notan ustedes un cierto apaciguamiento?

Quizá sea justo adjudicar algún mérito a la actuación de Pedro Sánchez al frente del PSOE

Más que cargado de razón se encontraba ayer Mariano Rajoy para exigirle a Carles Puigdemont lo obvio: diga usted qué hizo el martes en el Parlament, qué legalidad rige en Cataluña y aclare, en definitiva, si usted proclamó la independencia o no lo hizo. Habrá que reconocer que la reacción del Gobierno central ha sido, por ahora, bastante modulada.

El paso atrás de Puigdemont y la respuesta de Rajoy tuvieron la virtud de bajar el suflé, al menos por algunas horas, como se notaba en la sesión parlamentaria de la tarde, fría y calmada, excepto algunas puyas colegiales, como si allí se hablara de la producción de carbón y no de la ruptura de España. Quizá sea justo adjudicar algún mérito en este apaciguamiento a la actuación de Pedro Sánchez al frente del PSOE, que al tiempo que apoyaba al Gobierno -¿había otra posición decente?- logró arrancar al PP un compromiso, ahí es nada, para reformar la Constitución y crear las condiciones para que no se vuelvan a repetir enfrentamientos territoriales como el actual. Queda ahora que Puigdemont responda. Déjese de retruécanos, por favor, y confirme al Gobierno central, a los catalanes y a toda España, que ni usted ni el Parlament aprobaron absolutamente nada. Y díganme, ¿es una ingenua suposición de este vetusto Ojo, o flota en el ambiente que aún es posible un desenlace digno?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?