¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La firma de Iñaki Gabilondo

Fiesta nacional de una nación malherida

Rajoy, en el borde del precipicio, se ha acordado de la política. Si esto hubiera ocurrido hace tres o cuatro años…

Era de cajón que Rajoy devolviera la pelota al campo de Puigdemont porque, incluso aunque estuviera dispuesto a dialogar, hubiera sido necesario saber si había suspendido la Declaración de Independencia o había suspendido la decisión de declararla, que no es lo mismo. Pero Rajoy no necesitó siquiera aferrarse a la lógica, se agarró a la ley y exigió la aclaración vía requerimiento, primer paso del artículo 155. Ultimátum: 4 días para aclarar, 8 días para rectificar.

El primer plazo parece sencillo, sería suficiente que dijera que no ha declarado la independencia, la clave está en el siguiente. En todo caso, está Puigdemont emparedado entre este requerimiento apremiante y la exigencia de las CUP, que pide formalización de la Declaración de Independencia antes de un mes. Una situación de la que el independentismo solo puede salir atendiendo al gobierno y rompiendo con las CUP, o sea rompiendo su mayoría parlamentaria, o desoyendo al gobierno y declarando unilateralmente la independencia. Un añadido nada improbable: que el 155 actúe o se utilice, o actúe y se utilice, como argamasa para reparar las grietas. Prietas las filas nuevamente frente al enemigo que nos amenaza.

Y a todo esto, ya se observa lo que siempre creí inexorable, que fueran cuales fuesen las circunstancias en esta crisis de Cataluña, sea cual fuera el desenlace del conflicto, está llamada a tener un efecto sacudida sobre el edificio constitucional. Bien. Por de pronto, el compromiso del PP y del PSOE de iniciar en seis meses ese camino para estudiar una posible reforma de la Constitución constituye el primer movimiento en esa dirección. Rajoy, en el borde del precipicio, se ha acordado de la política. Si esto hubiera ocurrido hace tres o cuatro años… 12 de octubre, fiesta nacional de una nación malherida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?