¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Lourdes Lancho y Ángela Quintas sábados, de 12:00 a 12:30h

El tema

Trasplantes fecales: ¿el fin de la obesidad?

¿Sabías que la solución a diversas enfermedades, incluida la obesidad, podría estar en el trasplante de heces de una persona a otra? Nos lo cuenta nuestra invitada de hoy, Carmen Peláez, investigadora en el Instituto de Ciencias de la Alimentación (CSIC) y experta en la microbiota intestinal.

El intestino: el segundo cerebro

Esta semana nos introducimos en el apasionante mundo de la microbiota: todas las bacterias que acoge nuestro intestino. La microbiota se encarga de muchas cosas, entre ellas de facilitarnos la digestión de alimentos que, por nosotros mismos, no podríamos digerir; o de comunicarse con nuestro sistema inmune para que éste actúe adecuadamente contra los agentes externos. Esto quiere decir que lo que ocurre en nuestro intestino tiene mucho que ver con una enorme cantidad de enfermedades, y viceversa. Infecciones, alergias, enfermedades inflamatorias y (atención que esto nos interesa) enfermedades metabólicas: por ejemplo, la obesidad.

La novedad: los trasplantes fecales

¿Y cuál es la novedad? Que varios estudios han demostrado que trasplantar las heces, es decir, llevar la micobiota de un individuo sano y delgado al intestino de otro individuo enfermo o con obesidad puede hacer que éste se cure. Eso sí, las investigaciones aún no dan las garantías necesarias para que estos trasplantes fecales se realicen de forma habitual en cualquier centro hospitalario. Mientras tanto, ¿qué nos queda? Pues comer bien, sobre todo mucha fibra, y echar mano de los probióticos. Nos ha contado Jorge Fernández, del departamento de Formación de los Laboratorios Pileje, que favorecen la salud de nuestra microbiota intestinal y sientan bien incluso cuando uno está sano.

Y es que el intestino es, en efecto, algo así como nuestro “segundo cerebro”. Contiene neuronas y su desequilibrio podría afectar incluso a nuestras funciones cognitivas. En definitiva, que si queremos estar sanos, más nos vale cuidarlo. Y bueno, si no, siempre nos quedará… el trasplante de heces.

Escucha aquí la entrevista:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?