¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

15 claves para comprar pan

En el Día Mundial del Pan, las cosas que debes tener en cuenta, según tres expertos que pasaron el domingo por SER Consumidor

Hoy, lunes, es el Día Mundial del Pan y para hablar de este producto tan habitual, el domingo pasado en Ser Consumidor tratamos muchos aspectos relacionados con su consumo: las dietas, la calidad, su elaboración, los mejores, los peores, los engaños, etc. Lo hicimos con tres expertos: Adam Martin, autor de algunos libros en los que habla del pan; Javier Marca, dueño de la franquicia PANIC y Julio Basulto, dietista-nutricionista… De la charla con ellos hemos sacado algunas conclusiones que no vendrá mal tener en cuenta a la hora de comprar pan.

1. El pan no es imprescindible para una correcta alimentación, pero tampoco es el demonio. Su aportación en calorías es poco significativo, con 200/300 kcal por cada 100 gramos… Pero su aportación en hidratos, vitaminas o minerales es muy interesante en una dieta equilibrada.

2. Es decir, no es malo ni hay que restringir su consumo ni aunque hagamos dieta, aunque sin pasarse. Eso sí, eligiendo bien el tipo de pan.

3. Hay que buscar alternativas integrales. La fibra dietética es el doble que en uno blanco, pero en otras sustancias beneficiosas sus índices son mucho más altos en los integrales. Pero cuiar que sean panes integrales de verdad, no aquellos de harinas refinadas a los que se ha añadido fibra.

4. Si podemos comprar pan integral con harinas de origen ecológico, mucho mejor. Los multicereales son también una buena opción.

5. Los panes artesanos, con agua, levadura, harina y sal, sin más, son mucho mejor que los industriales.

6. Los panes de verdad tienen una fermentación lenta, que se respete la acción de la levadura, que actué sobre los hidratos, el gluten…

7. Hay que tener también en cuenta la cantidad de sal que tiene el pan, aunque se haya rebajado en los útimos años. En España consumimos el doble de lo que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

8. El pan blanco utiliza harinas refinadas y nos es una buena opción - aunque sea la más habitual - para una buena alimentación.

9. Los panes con fermentaciones largas son más saludables: no llevan aditivos para acelerar la fermentación.

10. Los panes de masa madre son los mejores, porque la masa madre es la madre de todas las levaduras.

11. Siempre opta por panes que sepan a pan, que huelan a pan, que pesen y que dure algunos días perfectamente comestibles.

12. Ojo: algunos panes de molde añaden grasas para hacerlo más atractivo al paladar.

13. Cuidado también con algunos panes con todo tipo de 'añadidos', semillas, frutos secos, cebolla…pero también conservadores, espesantes, grasas, colorantes… Pueden estar disfrazando un mal pan y, además, costarte caro.

14. Incluso los hay que contienen jarabe de maíz, con alto contenido en fructosa, que aumenta la masa de forma barata, le da sabor…¡pero no es el más saludable! Y otros llevan grasas vegetales, aceite de palma

15. ¿Tripa panadera? Hay algunos estudios que aseguran que es posible cuando se come mucho pan blanco al día. Y sí, se puede engordar tomando mucho pan blanco al día.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?