¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El dietario de Ramoneda

A Puigdemont solo le queda una carta

Josep Ramoneda reflexiona sobre las salidas que le quedan a Puigdemont y el momento del verdadero liderazgo

Ahora al presidente Puigdemont ya solo le queda una carta para evitar la aplicación del artículo 155: convocar elecciones ya, antes de que el procedimiento llegue al Senado. Y olvidarse, de momento, de la declaración unilateral de independencia. Toca repliegue estratégico si el independentismo no quiere perder lo que ha ganado. La vía actual ya no da para más, por mucho que algunos piensen que todavía se puede sacar rendimiento del programa de máximos. Lo cierto es que el cambio de ciclo será muy distinto si la próxima etapa la marcan unas elecciones convocadas por Puigdemont o unas elecciones surgidas de los días oscuros de la intervención de la autonomía, que ni siquiera si sabe quien estaría autorizado a convocarlas. Puigdemont tiene la oportunidad de escoger cual de las dos opciones prefiere.

Colau marca territorio: ni declaración unilateral de independencia, ni artículo 155. No se equivoca, es lo que piensan muchos catalanes de la derecha, de la izquierda, constitucionalistas e independentistas. La dinámica frentista de los otros le ha servido en bandeja este espacio. Y quiere aprovecharlo.

Es hora de demostrar un verdadero liderazgo dice una editorial del New York Times. Si Rajoy no lo ha mostrado en cinco años, ¿cómo lo va a ejercer ahora? Me he encontrado hoy por casualidad con una cita de Vladímir Jankelevitch que revela una confusión fundacional de la democracia española: el mito del consenso. “La democracia, dice, no es el consenso sino el arte de gestionar las diferencias sin conflicto y de manera civilizada”. Aquí hay demasiado miedo a reconocer el conflicto. Y así es difícil gestionarlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?