Últimas noticias Hemeroteca

Miss Caffeina versión rave noventera

El grupo está a punto de despedir la gira de 'Detroit', que les ha llevado a tocar en todo tipo de sitios durante los últimos dos años. Hacemos balance con su cantante, Alberto Jiménez, y nos preparamos para el fin de fiesta... ¡fiestote!

Miss Caffeina publicó Detroit a principios de 2016 y desde entonces no ha parado de tocar. En salas grandes, pequeñas, terrazas o cuevas -como las de Ojén o las Buñol- festivales o plazas -como la de Archidona ("¡no sabíamos que el sitio era tan especial!")-, frente al mar o entre montañas, como la vez que tocaron en Formigal y "no se oían los aplausos porque el público tenía guantes". Y por el camino, encontrándose con amigos como Fuel Fandango o Sidonie en los bares de carretera.  Casi dos años muy intensos que están a punto de despedir.

En total serán más de 100 conciertos. Cuando empezamos a hablar con Alberto Jiménez, el cantante de Miss Caffeina, a veces le cuesta recordar los nombres de algunos sitios y reconoce que alguna vez ha salido al escenario sin saber dónde estaba. "Álvaro, el guitarrista, en cambio, ve una foto y se acuerda de la ciudad, del backstage…", nos cuenta, y agradece que Nacho, el batería, haya recopilado en un libro muchas fotos íntimas de esta gira, Inside Detroit.

Querían acabar la gira en La Riviera. Todavía tienen el buen recuerdo de cuando tocaron en esa sala en enero, acababa de morir George Michael y le hicieron un pequeño homenaje. Para esta ocasión -que final serán dos: el 9 y el 11 de noviembre- querían un concierto diferente. Nada de modificar un poco el repertorio. Querían una fiesta y la van a tener: "Se va a dividir en tres actos: habrá un primer acto acústico, más chiquitito, en un lado del escenario. Hemos visto que a la gente le gusta mucho y que funciona muy bien el rollo íntimo. El segundo es nuestro concierto de rock que llevamos haciendo toda la gira y ya el final es una fiesta, donde hemos mezclado todos los temas, va a haber invitados… va a ser como una rave de los 90", detalla Alberto. El grupo trabaja ya con Juan Sueiro (Fangoria o Javiera Mena) y aseguran que está llevando su música a sitios que todavía no habían probado.

Después de ese subidón, unos meses de tranquilidad. No tienen pensado ir a Detroit pero hay componentes que están planeando ya sus viajes a Tailandia y a Los Ángeles. Desconexión. "El verano que viene nos pondremos ya a maquetar, a grabar... a pensar ya en el próximo disco". Ahora el objetivo es que el buen sabor de boca dure hasta entonces.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?