¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA

O jueves milagro o viernes negro

Lo que se avecina es de la máxima gravedad para Cataluña y para España, para la economía y para la convivencia, y abre una vía de agua de imprevisibles consecuencias en Europa por la locura de unos líderes independentistas

¿O sea que era así? ¿Era así como se desencadenaron esos desastres históricos que siempre nos costó entender? ¿Así? ¿También ellos vivían seguramente sin gran consciencia la llegada de los nubarrones que de pronto descargaron en ola gigante? Pues así debió ser. Sumando locura, ceguera, insensatez, incompetencia. Algo que podría ocurrir en las próximas horas si esta tarde en la reunión del parlament se decide unilateralmente la independencia de Cataluña y se vota mañana. Lo que a estas horas se considera lo más probable.

Lo que se avecina es de la máxima gravedad para Cataluña y para España, para la economía y para la convivencia, y abre una vía de agua de imprevisibles consecuencias en Europa por la locura de unos líderes independentistas que con la ilusión real de una parte de su pueblo han construido un espejismo que sólo puede conducir al fracaso. Y que va a traer, no a una parte sino a todo el pueblo catalán, un pueblo próspero y puntero, gran desventura y frustración; y a toda España, que no se merece esta desgracia, muchos más males de los que quiere imaginar.

Ellos, los Iluminados, son los pirómanos. Pero también hay que sumar la ceguera y torpeza del gobierno español y de los partidos nacionales, que han permitido que se propagara el incendio sin reaccionar ni a tiempo ni a destiempo mientras divagaban sobre politiquerías varias. Allí y aquí, políticos liliputienses frente a un problema gigante. Todo se puede precipitar a gran velocidad. Las medidas previstas utilizando el 155, que esta tarde se pueden aprobar en el senado, pueden quedar superadas antes de nacer porque ya me dirán ustedes qué significaría suspender a Puigdemont si este se proclama presidente de la república catalana. Una pompita de jabón. Son horas decisivas. O jueves milagro o viernes negro.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?