Últimas noticias Hemeroteca

Un día para pensar en la muerte

El 1 de noviembre es un día en el que se enfrentan sentimientos contrapuestos. Por una parte, sirve de ante sala del recuerdo a nuestros seres queridos que celebramos el día 2, pero también es una fiesta que frivoliza de alguna forma nuestro culto a la muerte. ¿Cuál es su origen y por qué nos sentimos tan atraídos por ello?

A lo largo de la historia todas las culturas del mundo se han sentido atraídas por la muerte. Desde los enterramientos prehistóricos hasta las grandes tumbas egipcias y su desarrollo posterior en el mundo clásico, fuente de la que hemos bebido en nuestra cultura contemporánea, la muerte ha estado siempre presente. Y a veces se ha manifestado en forma de filosofía de vida, algo aparentemente contradictorio.

La muerte en el arte

En nuestro programa especial de hoy comenzamos hablando, por ejemplo, del movimiento De Stijl, literalmente, "el estilo". Este movimiento artístico holandés, del que ahora celebramos su centenario y en el que uno de sus máximos exponentes fue el pintor Piet Mondrian, ofrece una realidad original en lo que respecta a la vida y la muerte. Mondrian conoció en Londres la existencia de la Teosofía, un movimiento filosófico que pretendía sacar la realidad del mundo en el que vivíamos por medio de lo mejor de la ciencia, la religión y la filosofía. A Mondrian le permitió crear con ello un lenguaje artístico; sus trabajos más célebres con retículas en donde cuadrados azules, rojos o amarillos ofrecen una realidad absolutamente extraordinaria, son en realidad la plasmación de esa preocupación por la muerte y el Más Allá. Pocos lo saben, pero quizá el sentimiento que ofrece al espectador de asombro y embelesamiento, es lo más parecido que podemos encontrar a nuestro choque frontal con la muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?