¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La opinión de Carles Francino

No puedo más

  • Me gustaría compartir con ustedes que estoy desolado, que ya no sé qué hacer ni qué decir
  • Ya no puedo más de patrias, de banderas, de justicieros, de soflamas y de épica

A veces me gustaría ser humorista; humorista de televisión, por ejemplo. Estos días hemos visto a Buenafuente dejarse bigote en señal de protesta porque Rajoy y Puigdemont no hablaban, a Wyoming levantarse de su silla amenazando con no regresar hasta que España recupere la cordura; y el programa “Polònia”, de TV3, no se emitió anoche porque sus responsables no tenían ganas de reírse de nada… ¡qué envidia!, ¿verdad? Rutas de escape ante una realidad cada día más complicada y más inexplicable.

Yo les voy a decir algo, porque no me gusta nada disimular. No pienso dejarme crecer el bigote, ni me voy a levantar de la silla, ni dejaré de hacer La Ventana. Me gusta demasiado la radio, me gusta demasiado el periodismo y además el respeto a los oyentes pasa por encima de cualquier consideración personal. Pero desde esa confianza, desde esa complicidad que sé que tenemos, hoy simplemente –si me lo permiten- me gustaría compartir con ustedes… que estoy desolado, que ya no sé qué hacer ni qué decir con el dichoso tema de Catalunya, de España... que cada vez es todo más difícil, que no me acabo de creer todo lo que estamos viviendo, ni el daño que nos estamos haciendo. Que ya no puedo más de patrias, de banderas, de justicieros, de soflamas y de épica. Y no me apetece profundizar en nada; ni político, ni judicial….nada. Sólo confesar cómo me siento. Y me siento fatal.

Cadena SER / Cadena SER

Una ventana sirve para mirar, pero también para que te vean. Y hoy, ya me perdonarán, lo último que quiero es esconderme.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?