¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Agustín Almodóvar: "Acabaremos trabajando con Netflix"

El productor de El Deseo ha presentado en el Festival de Cine de Sevilla Zama, una compleja película de la directora argentina Lucrecia Martel, que revisa la conquista española en América Latina

Esther Carcia, Agustin Almodovar y Lola Dueñas, en el Festival de Cine de Sevilla. / ()

¿Qué tiene Lucrecia Martel para que volváis a producir una película suya?

Es una directora muy singular dentro del panorama mundial. Nos gusta ser parte de ese milagro, de que una directora muy minoritaria en un momento donde el público está cambiando. El cine está cambiando a un cine más inmediato, más intranscendente, como el fast food, de usar y tirar para que no nos calentemos la cabeza porque tenemos muchos WhatsApp que escribir. Lucrecia nos aporta eso, talento, misterio, creatividad que hemos disfrutado en la historia del cine. Lucrecia sigue perteneciendo a esa estirpe de directores que son en sí mismo un género, que tienen una mira única que a veces no entendemos y nos cuesta interpretar, pero que nos deja pensando.

¿Está esa libertad en Netflix, como dicen muchos creadores?

No, yo no tengo nada en contra de Netflix, creo que acabaremos trabajando con ellos. Pero la libertad no está en Netflix, es un contenedor que busca ofrecer contenido para todos los gustos. La libertad está precisamente en la libertad del artista que cada vez se lo pueden permitir menos. De hecho, todo el sistema de ayudas de Francia va para eso, para evitar que el mercado decida. Eso se está perdiendo. En España se ha perdido. Las ayudas lo que premian son proyectos cada vez más convencionales y de hecho el riesgo se penaliza. Pero un cine y un arte sin riesgo es un arte muerto, ya estamos hablando de otra cosa. No tiene el valor cultural que ha tenido en otras épocas.

Decías que trabajaréis con Netflix, ¿será en una serie con Pedro?

Me cuesta trabajo ver a Pedro dirigiendo una serie porque su forma de narrar es el cine, es el formato de 90 o 100 minutos, de películas que empiezan y terminan, que es lo que distingue al cine del material seriado. Pero dentro de la productora sí estamos desarrollando contenidos que sean coherentes con nuestra forma de ver la ficción. Yo creo que el año que viene puede que ese proceso culmine con alguna serie que nos interese a nosotros como productores y espectadores.

¿Qué medidas deberían tomarse con respecto a las plataformas? ¿Deberían estar obligadas, como las televisiones privadas en España, a producir cine español?

Netflix debe adaptarse a las normas locales europeas. En concreto, en España el sistema de obligar a las grandes televisiones no está dando buenos resultados. Tenemos un cine popular que garantiza la asistencia a las salas, pero también está cambiando los modos y los usos. Netflix se tiene que adaptar a la situación porque aunque lo hagan en la red también son emisores de contenido y tienen que someterse a las mismas normas que los demás, en este caso las televisiones.

¿Puede perjudicaros el posicionamiento de Pedro en Cannes con la polémica con Netflix?

Después de la polémica en Cannes nos vimos con uno de los representantes. El error lo tuvo el festival programando dos películas que provocaron un conflicto en el propio país, con los exhibidores. De hecho el festival rectificó y eso se convirtió en promoción para Netflix y nos hizo a todos estar en una posición incómoda porque, repito, no tenemos nada contra Netflix, es un agente más. Hay una relación del espectador con el contenido diferente. En casa somos los dueños del mando a distancia, podemos parar. El cine es otra cosa.

Vosotros conocisteis a Harvey Weinstein, distribuyó dos películas vuestras, ¿qué se palpaba entonces sobre él en Hollywood? ¿Se atisbaba todo este escándalo de acoso sexual?

Tenía cierta reputación. Estuvimos con él cuando no era tan importante. Fue en la época de Miramax con Átame y Tacones lejanos. Con esta última tuvimos un desencuentro que terminó con una carta de Pedro en Variety porque él quería cortar la película y Pedro le dijo que de ninguna manera. Hubo un tira y afloja. Luego hemos sabido de él porque él arrasaba en los festivales y se convirtió en una persona con mucho poder e influencia y ahora vemos que ese poder lo ha usado también de esa manera que hemos visto, pero nosotros terminamos relación en 1991.

¿Veremos casos como el de Weinstein en el cine español?

Me temo que sí, que también en la industria española. Yo espero que esto sirva de catarsis donde definitivamente la gente que tenga la tentación de hacer eso vea el peligro que corre y sirva de ejemplo. Me imagino que en otros sectores también se producen pero en el cine es el momento de que esto sirva para ejemplarizar.

¿Qué tiene El Deseo próximamente? ¿Más directores españoles? ¿Más mujeres en la dirección?

Pues Pedro está acabando el guion y al año que viene empezaremos a grabar y estamos cerrando el rodaje con otra directora española. Lo de Pedro no va a ser comedia, pero tampoco un drama tan seco como Julieta, va a ser drama con humor soterrado. Terminaremos uno de los dos desarrollos para plataformas y televisión que se va a confirmar ya.

 ¿Qué pasó con el director Asghar Farhadi para romper el rodaje que teníais con él?

Con Farhadi nos dio mucha pena pero no nos entendíamos con su productor y antes de que eso se convirtiera en un conflicto real preferimos retirarnos antes de empezar. Nos alegramos de que la película se ruede en España y la veremos como espectadores.

Zama representa a Argentina en los Oscar, ¿qué pasa con el cine español que no consigue llegar?

Yo creo que el sistema español de elección debería revisarse. Algo tiene que ver. No pongo en cuestión la película de este año, Verano 1993 que a mi me gusta muchísimo, pero creo que se tiene que revisar. Francia nos ha copiado la terna, pero el primer corte lo hace un comité, porque es muy difícil dejar al voto anónimo, siempre surgen las dudas de cuánta gente ha participado, si solo participa la gente que tiene interés directo. Debería abrirse el debate porque llevamos muchos años sin estar, ni siquiera en la primera criba y cada año va a ser más difícil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?