¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Palmeras salvajes

Una parte del mundo

Desde niños en los colegios se enseña a través de libros la representación de un mundo muy concreto y muy definido en el que, por ejemplo, las mujeres suelen adoptar roles de inferioridad y los homosexuales no existen

Es un estudio con resultados doblemente peligrosos. Porque ayuda a conformar el mundo cuando eres niño desde una sola condición, y porque desde el exterior los padres están de acuerdo con eso. No es un problema único de Estados Unidos, es un problema común en todos los países, también los más avanzados en derechos humanos.

Desde niños en los colegios se enseña a través de libros la representación de un mundo muy concreto y muy definido en el que, por ejemplo, las mujeres suelen adoptar roles de inferioridad y los homosexuales no existen. Puede decirse: es que tampoco hay dónde escoger. Sí hay dónde escoger y mucho, al menos en el caso de las mujeres: si no se escogen o no demuestra que el problema es del sistema. En el caso de la diversidad sexual, estaría bien empezar a hacerlo y decirles a las niñas, y decirles a los niños, que se puede ser de muchas formas. Porque si en todo lo que leen no aparece nadie al que le guste gente de su propio sexo creerán que la anomalía son ellas y ellos. Cuando la anomalía es que solo se les esté enseñando una parte del mundo: la mayoritaria, la impuesta y la excluyente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?