¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SALUD

“La acumulación de radón en las viviendas es la segunda causa del cáncer de pulmón”

José Miguel Rodríguez, director general de la Fundación para la Salud Geoambiental, explicó en el último SER Consumidor los riesgos de este gas noble que se acumula en muchas viviendas

“No ocurre en toda España, pero sí hay partes de la península Ibérica donde existe una gran concentración de gas radón en las viviendas. Son zonas como la sierra de Guadarrama, la sierra de Gredos, el norte de Extremadura, algunas partes de Andalucía, Galicia y Cataluña…”. Así explicó en el último SER Consumidor, José Miguel Rodríguez, director general de la Fundación para la Salud Geoambiental este fenómeno radiactivo que supone “la segunda causa de cáncer de pulmón en España”.

Para informar de este gas, su posible presencia en las zonas más afectadas del país, las consecuenias en nuestra salud, o cómo minimizar los riesgos en zonas 'sensible', hoy martes han puesto en marcha unas jornadas gratuitas en las que se informará al usuario.

El gas radón es un gas noble, altamente radiactivo, caracterizado por ser incoloro, inodoro e insípido. Se acumula en el subsuelo de la tierra como fruto de la desintegración del uranio, y representa un elevado riesgo en muchas viviendas de algunas zonas de España (consulta el mapa de riesgo aquí). La única forma de identificar su presencia es realizando mediciones en las casas, pues se trata de un gas que, según explicó Rodríguez, “se filtra por las pequeñas grietas o fisuras de las viviendas que aparecen cuando estas se asientan sobre sus cimientos”.

El director general de la Fundación para la Salud Geoambiental también recomendó “hacer mediciones cada cinco años” ya que los riesgos para la salud suelen evidenciarse en torno a los 20 años de exposición, cuando pueden provocar el citado cáncer de pulmón. Y, asimismo, responsabilizó al Gobierno ante la falta de medidas para atajar este problema: “La Unión Europea publicó una directiva en 2013 para que el Gobierno elaborase un plan nacional contra el gas radón. La orden expira en febrero de 2018 y todavía no sabemos nada”, concluyó.

Según cálculos de esta fundación, mediante la implementación de un plan de actuación contra este gas se podrían evitar hasta 1.500 muertes anuales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?