¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Un embrión en una buena incubadora

El lunes próximo, día 13 septiembre, se firmará lo que quizá, solo quizá, puede terminar convirtiéndose en el futuro, en el germen de un verdadero ejército europeo

El lunes próximo, día 13 septiembre, se firmará lo que quizá —solo quizá— puede terminar convirtiéndose en el futuro, en el germen o embrión de un verdadero ejército europeo. El plan, en el que participa España, fue ideado por Francia y Alemania como respuesta a la salida del Reino Unido —un país con armamento nuclear— de la Unión Europea y representa un primer paso en la defensa estrictamente de la UE al margen de la OTAN, aunque evidentemente las organizaciones mantendrán contacto. De momento se creerá dentro de la Unión Europea una estructura de cooperación permanente en el área de defensa que incluirá armamento y formación de tropas. Los expertos estiman que existen todavía demasiadas distancias entre Francia y Alemania, sobre todo sobre la capacidad de ese pacto para organizar en el exterior acciones de índole militar, únicamente europeas. Pero aún así, el hecho de que se cree una estructura permanente permite que algunos sueñen con revivir el primer proyecto de una Comunidad Europea de Defensa que fue inicialmente aprobado en 1952 por dos países de la entonces Comunidad Europea y que finalmente rechazó el parlamento francés. Aquel embrión de ejército europeo no llego a nacer, pero ahora quizá esté en una buena incubadora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?