¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Juan Eslava Galan

"Lo que lees, como lo que comes, es parte de tu sustancia"

Presenta "La enciclopedia Eslava"

Juan Eslava Galán en los estudios de la SER /

Juan Eslava Galán ha tocado prácticamente todos los palos de la literatura: historia, novela, poesía, cocina, viajes, sexo, biografías... Ahora ha tachado una más en la extensa lista: una enciclopedia. La Enciclopedia Eslava, que, según reza el substítulo, contiene todo o casi todo lo que hay que saber para ser razonablemente culto.

Como el propio Juan reconoce el título hay interpretarlo como un guiño humorístico al lector, lo que no significa que no tenga también grandes dosis de verad: "Aunque la cultura es lo que se nos queda cuando se nos olvida lo que aprendemos, es lo que te permite navegar por internet con un mínimo equipaje para no naufragar".

"La cultura se ha atomizado, uno puede ser culto en algo y no tener ni idea de otra, por eso hay que tener un cuidado exquisito con lo que se dice hoy en día, hay que empezar las frases siempre con un 'yo creo que' o si no alguien buscará tu fallo en el móvil", advierte el escritor.

Leer mucho para escribir

"El escritor se compone de dos partes, lo que ha vivido y lo que leído, lo que lees es parte de tu como lo que comes. Yo le dedico el doble de tiempo a leer que a escribir. La vida es corta para todo lo que hay que leer", comenta el autor de libros como 'En busca del unicornio'.

Tan interiorizada tiene está máxima que Juan Eslava Galán sigue siempre los mismos pasos para no perder el tiempo en libros que no merecen la pena: "Cuando empiezo una novela, le doy cuatro páginas y si no me convence, no sigo leyendo. La vida es corta y la literatura es larga". 

No solo abundan las novelas, también las noticias... muchas de ellas falsas y a veces, incluso, es complicado saber qué es verdad y que no: "Aunque puede que ahora en mayor medida, ha pasado siempre. Muchas veces lo que nos da el contrapunto es la arqueología, aunque en la historia todo es opinable porque es ciencia pero también es arte, pero siempre la interpretación puede ser distinta", analiza el humanista. 

Jornada laboral de un escritor de éxito

"Yo me pongo a escribir en cuanto me despierto. Cuando hace buen tiempo, como por ejemplo hoy, que me he despertado a las cuatro y media de la mañana, me pongo a escribir y cuando hace frío me pongo a leer", confiesa.

"El día tiene 24 horas para todos pero tenemos que buscar cuáles son las más válidas para nosotros. Yo justo al despertar, sin tomar ni café, suelo ponerme a trabajar porque son las horas en las que mejor trabajo". concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?