¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

La corrupción todavía estaba allí

Si Rafael Palencia ratifica hoy ante el juez el contenido de la conversación a la que ha tenido acceso la SER el juez de la Mata daría con la acreditación de que empresarios pagaban grandes cantidades en B al PP a cambio de adjudicaciones

Esta mañana se interroga en la Audiencia Nacional a un empresario, que según los papeles de Bárcenas, donó 165 mil euros en varias entregas al tesorero del PP. Dinero para el partido a cambio de que el partido lo tratara bien en las muchas administraciones que gobernaba. Lo dice textualmente ese empresario, que se llama Rafael Palencia, en una conversación que figura en el sumario y a la que ha tenido acceso la Cadena SER.

“Yo ayudo al partido en general para que él me ayude en general. Para que sepan que somos una empresa que colabora con el partido y que me traten bien”.

Si el empresario ratifica hoy ante el juez el contenido de esta conversación, el juez de la Mata, que actualmente investiga la financiación ilegal del PP, daría con algo que buscó sin éxito el juez Pablo Ruz. Porque aunque la caja b del PP se alimentó de donativos en dinero negro de varias decenas de empresarios, la mayoría dedicados al ladrillo y las contratas públicas, en cuatro años de investigación no se pudo acreditar que pagaban esas grandes cantidades en B a cambio de adjudicaciones. Pues el empresario Palencia lo admite en esta conversación y con detalles de las cantidades.

“Yo periódicamente entrego pues lo que normalmente. 30, 35 mil euros. Un porcentaje del 3% o así. Un 2 o un 3%, lo que ellos quieran”.

Es la confirmación de que eran supuestamente de dos tipos. Por un lado, pagos continuos, y después una mordida de ese 3% respecto al dinero público que recibía. ¿Y quién grabó esa conversación con el empresario Palencia? Pues Ildefonso de Miguel, mano derecha de Ignacio González en el Canal de Isabel II. Y en el sumario consta otra conversación, ésta grabada por la Guardia Civil por orden judicial entre Ignacio González y Eduardo Zaplana. El ex presidente madrileño, recién salido ahora de la cárcel, González le contaba a finales de 2016 a Zaplana que con esa conversación del empresario se hizo chantaje a Rajoy.

“Con esa cinta se fue a ver a Mariano, a chantajearle”.

Y asegura que el chantaje se aceptó, que se pagó, vamos.

“Bueno, pues yo pensé que eso, que había quedado tal y cual, y me dice el abogado que le ha contado Bárcenas que él tuvo que negociar con Ariza y que le soltaron pasta por esa puta cinta para taparla”.

Todo esto figura en el sumario del caso Bárcenas, reabierto por el juez de la Mata para investigar el cohecho de los empresarios. Su antecesor, el juez Ruz llegó a imputar a empresarios pero tuvo que archivar esa parte porque no pudo acreditar que le dieran dinero al PP a cambio de contratos con dinero público en las instituciones que gobernaban. Si Rafael Palencia, citado esta mañana en la Audiencia Nacional repite esto de “yo ayudo al partido en general para que él me ayude en general. Y que me traten bien”, quizás este segundo juez remate la faena que el primero no pudo. Probar las sospechas de jueces y fiscales que han investigado el caso Gürtel y el caso de la Caja B con la que el PP se financió durante al menos 20 años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?