¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORAMuere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Repugnancia

¿La joven que denunció una violación múltiple ha sido seguida e investigada por unos detectives durante semanas o meses? ¿Con qué propósito?

El juicio por la posible violación de una joven de 18 años cometida durante los San Fermines de 2016 por un grupo de cinco hombres conocidos como “La manada” comenzó hace dos días en la Audiencia de Navarra. La joven, cuya identidad está protegida, tuvo que declarar ayer, a puerta cerrada, durante cerca de cuatro horas, interrogada por el fiscal y por las defensas de los cinco acusados. El tribunal emitirá, cuando llegue el momento, sentencia, pero lo que llamó la atención ayer no fue la dureza indudable de la jornada, sino la noticia de que la defensa de los acusados había encargado a una agencia de detectives un informe sobre la vida de la joven en los meses posteriores a esos hechos y que había presentado ese informe ante los jueces. ¿La joven que denunció una violación múltiple ha sido seguida e investigada por unos detectives durante semanas o meses? ¿Con qué propósito? ¿Qué se supone que se quiere demostrar: que la joven ha conseguido sobrevivir? ¿Qué es capaz de seguir adelante con su vida, dos años después de los hechos? ¿Qué pasea, trabaja o incluso se ríe? ¿Que es psicológicamente fuerte y que consigue llevar aparentemente la vida normal de una joven de 18 años? ¿Qué le puede interesar a un tribunal de cómo viva esa joven desde aquella espantosa noche? El tribunal tiene que decidir si existió esa violación múltiple o no en 2016 y si es así, quiénes la cometieron. Si esa joven fue su víctima, repugna a la razón la idea de que alguien que ha sufrido un delito tan espantoso se haya visto sometida después al escrutinio de detectives privados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?