El dietario de Ramoneda

Hay ya demasiados fantasmas en la escena

Josep Ramoneda reflexiona sobre el soberanismo, la cita de Puigdemont con la justicia belga y la injerencia rusa

Mañana, cita de Puigdemont con la justicia belga, por la euroorden de la Audiencia Nacional para que le sea entregado. Vivir en Bruselas, a la espera de que la administración belga decida su destino, y sin otra tarea que aparentar que se sigue siendo presidente de la inexistente república catalana debe ser muy fatigoso. Hay que estar todo el día gesticulando para no caer demasiado pronto en el olvido. Y sin instrumentos para la acción, solo hay un recurso: hablar y hablar. Dar un titular cada día es una tarea de riesgo, que puede derivar fácilmente en lo histriónico. En esas está Carles Puigdemont, anunciando un día que hay otras soluciones que la independencia y el siguiente que se puede volver a proclamar la República. Hay señales de que Puigdemont empieza a cansar incluso a los suyos. En el propio Pdecat, sin ir más lejos.

Vueltas y más vueltas a la injerencia rusa en la cuestión catalana. Sería necesario que el gobierno objetivara la importancia de esta intervención, los falsos mensajes abundan tanto que no estoy seguro de que unas aportaciones rusas a la confusión puedan ser muy determinantes. ¿Es un escándalo tapadera? ¿De qué? Tiene razón el PSOE en pedir el gobierno que concrete de que se trata. Hay ya demasiados fantasmas en la escena como para alimentar uno más.

Me dice un sociólogo de Madrid. A partir de una cierta edad el rechazo del soberanismo y la irritación contra el independentismo son bastante transversales: se encuentra en todas las zonas del espectro político y no es patrimonio exclusivo de la derecha. Si bajamos de los cuarenta años, la cosa cambia. Los jóvenes se lo miran con mucho más escepticismo. Y con mucha menos radicalidad. ¿Una señal de esperanza para entendimientos futuros?

Hoy día mundial de la filosofía. ¿Cuál es el encanto de la filosofía? Que es un discurso libre porque no tiene ni un objeto ni un método determinados. Hay tantas maneras de filosofar como filósofos existen.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?