El dietario de Ramoneda

Angela Merkel en apuros

Josep Ramoneda reflexiona sobre las dificultades de la canciller alemana para conseguir gobernar, la crisis del partido de Macron en Francia y los primeros sondeos de las elecciones catalanas del 21D

Angela Merkel en apuros. La canciller no consigue cerrar un acuerdo de gobierno. Y los socialdemócratas que han tocado fondo no quieren seguir hundiéndose como comparsas. La sola idea de una Europa sin Merkel hace temblar a muchos. Sería un signo inequívoco de un final de época y esto siempre da miedo a los poderes establecidos. Alemania se ha hecho antipática por el bloqueo sistemático de toda propuesta que saliera de los carrilles por ella definidos. Tristemente ha quedado claro que la política europea de Alemania no es una política para Europa sino para la propia Alemania. No por casualidad inmigración, medioambiente y fiscalidad son las causas del desacuerdo. Por ahí pasa el futuro.

Malestar en La Republique en Marche, el partido de Macron. Los nuevos partidos obsesionados en no parecerse a los viejos, acaban teniendo los mismos problemas de gobernanza que aquellos. En los primeros momentos el liderazgo personal basta para superar la ausencia de burocracia interna y parece jauja. Pero cuando se pasa de las fantasías a las realidades, aparecen las aspiraciones personales y los intereses diversos, la prometida transversalidad no existe y la morosidad se adueña de un partido que solo habla en una dirección: de arriba abajo. La cuestión, dice el profesor Marc Lazar es ¿cómo hacer compatible una gran afirmación de horizontalidad con una práctica de verticalidad? El problema de los nuevos partidos es muy viejo. Pregunten a Podemos, sin ir más lejos.

Primeras encuestas sobre las elecciones catalanas. Y una conclusión: hay campaña electoral. Los resultados no están escritos y la división del soberanismo multiplica las combinaciones posibles. Tres indicios que necesitan confirmación en próximos sondeos: la candidatura Puigdemont salva al Pdecat y reduce la distancia con Esquerra. Ciudadanos se come al PP y la apuesta de Iceta por abrirse a todos los frentes, podría darle algún dividendo. Simplemente, señales a confirmar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?