Últimas noticias Hemeroteca

Gente inútil

En la candidatura de Barcelona para acoger a la Agencia del Medicamento, el PP movió desastrosamente sus cartas, y el Govern catalán añadió todos los desmanes posibles para fijar esa imagen de bulla y vocerío

Lástima que la Agencia del Medicamento, tantos trabajos perdidos, vaya a instalarse en Amsterdam. Era Barcelona una buena candidata, ya se han contado con profusión sus ventajas, pero es verdad que la elección no ha llegado en el mejor momento, con esta sensación de puerto de arrebatacapas que estamos dando a Europa, una montaña de estupideces, necedades e incompetencias a cual mayor. Veamos. Tenemos al boquirroto de Puigdemont, el mismo que un día fue honorable president de la Generalitat, paseando de forma grotesca su ridícula reivindicación de exiliado político en Bruselas, ricas chocolatinas y suculentos mejillones. Un Gobierno central que cuenta menos en la Unión Europea que la Chelito, con un Rajoy sordo y mudo en todos los idiomas, acompañado de un ministro de Exteriores al que nadie conoce. ¿Dicen ustedes que se llama Dastis? El PP movió desastrosamente sus cartas, y el Govern catalán añadió todos los desmanes posibles para fijar esa imagen de bulla y vocerío, trapatiesta y batahola de la que disfruta por ahí afuera en estos momentos la ciudad de Gaudí. Una pena, decíamos al comienzo, porque quizá esa Agencia hubiera servido para que el Gobierno de Rajoy potenciara la investigación médica en lugar de hundirla, tras reducir la inversión en I+D+i en cerca de 3.000 millones de euros. Entre todos la mataron, y sabemos los nombres de quienes la enterraron. Gente inútil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?