Últimas noticias Hemeroteca

Sho-Hai: "Quiero formar una banda metal"

El rapero zaragozano vuelve a la carga con su segundo disco en solitario. Su pasado con Violadores del Verso sigue sobrevolando pero se asoma un futuro hardcore muy interesante

Sho-hai va perdiendo el miedo a las entrevistas... ¡cada vez está más suelto! /

Se llama Sergio Rodríguez Fernández pero cuando se pone a rapear se convierte en Sho-Hai o en Hate. Lleva tanto tiempo haciéndolo, que ya no debe saber dónde empieza uno y acaba el otro. El grupo Bufank fue su colegio y Violadores del Verso, su universidad. Junto a Kase.O, Lírico y R de Rumba se licenció con matrícula de honor pero no le fue suficiente. Por eso se fue a por un máster: su primer disco. Aunque no lleva muy bien las entrevistas porque dice que es muy tímido, se pone delante del micro de la SER porque este viernes publica su segundo trabajo en solitario: La última función. Un título que ojalá no sea premonitorio: “Nunca se sabe lo que puede pasar mañana, hoy estoy bien pero esperemos que haya muchas más funciones”, nos tranquiliza.

Ha dejado de fumar hace cinco semanas pero sigue viviendo en las Delicias de Zaragoza, a 15 minutos de su madre, el barrio al que dedica una canción en este disco (Deep Deli). Entre la gira anterior, las colaboraciones con otros rappers, pinchar de vez en cuando y, sobre todo, su perfeccionismo, la llegada de La última función se fue retrasando. Hacía 6 años que no publicaba nuevo material: “Me cuesta bastante escribir, pienso mucho, tacho demasiado, pero así al final la tengo como la quiero”. Porque la clave de sus temas está en los juegos de palabras de sus letras, más luminosas que en su trabajo anterior. En canciones como Dislexia, Retrato de un retrete o Amante Nefasto, además, saca alguna sonrisa.

“Todo lo que tengo lo gané rapeando”, recuerda Sho-Hai en Pequeños Lujos, un tema donde relata lo que le ha dado lo música y le ha hecho llegar hasta aquí. Uno de esos lujos del disco ha sido contar con muchos amigos, como Kase.O o el grupo Soziedad Alkoholika, con quien Violadores del Verso ya ha colaborado en alguna ocasión: “Esta vez quería algo más de ellos, más zapatilla, y la verdad es que se involucraron al 100%. Son muy buenos amigos y era una cuenta que tenía pendiente con ellos. Yo quería tener una canción de Soziedad Alkoholika yo solo con ellos. Todo egoísmo”, cuenta entre risas. Y es que Sho-Hai tiene un lado hardcore que cada vez esconde menos. Además de Dando Brea, en el disco también se cuela un interludio cañero. “Siempre me han gustado las guitarras, la combinación de rap con metal, desde la primera vez que escuché a Rage Against the Machine o Beastie Boys en sus tiempos, que eran bastante guitarreros”, recuerda. Acaba confesando que tiene en mente algún proyecto en esa línea: “A lo mejor no hacer un disco pero quizá sí una gira, como hizo Kase.O con Jazz Magnetism, pues… ¡Sho-Hai y los guitarreros del Bronx! ¡yo qué sé! y me gustaría formar una banda metalera. Nunca se sabe”.

ENTREVISTA A KASE.O

La catarsis de Kase.O

Mientras esa banda metalera llega, se irá de gira él solo. De enero a mayo no tiene libre ningún viernes ni sábado. Incluso alguna semana actúa el jueves también. Sho-Hai sigue dando brea así que de última función, de momento, nada.

.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?