¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ojo izquierdo

El grosero manoseo de la Justicia

El ministro Catalá se dedica a acabar con los malos y premiar a los buenos, que no es cosa de que cualquier desharrapado pueda juzgar a los grandes nombres del PP por los decenas de casos de manifiesta corrupción que les atraviesa de lado a lado

Oigan ustedes este titular de la SER: El juez que obligó a declarar a Rajoy queda fuera del juicio de la caja b del PP. ¿Verdad que suena horrible y bochornoso? Pues pies quietos, que la cosa es aún peor, que ya verán quién es la responsable de la medida. Se trata de una decisión de la jueza Concepción Espejel, apartada en su día de los casos Gürtel y Bárcenas por sus evidentes vínculos con el PP, aupada a la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por quienes de verdad mandan y mangonean en la Justicia. Para hacerlo fácil: la hicieron jefa de los magistrados que la apartaron. Así que ahora, situada en el puesto clave que la encontraron los suyos, con el manoseo habitual del ministro Catalá, fiel cumplidor de los deseos de quien ordena estas cosas, ha hecho lo que tenía que hacer: acabar con los malos y premiar a los buenos, que no es cosa de que cualquier desharrapado pueda juzgar a los grandes nombres del PP por los decenas de casos de manifiesta corrupción que les atraviesa de lado a lado. Para sentarse en esas imponentes Salas hay que tener una acristalada hoja de servicios al partido, como mandan los cánones. Dijimos en su día que desprecian la Justicia porque desprecian la democracia. Hoy lo repetimos. Más alto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?