¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

'Dark', la primera serie alemana de Netflix: una 'Stranger Things' con toques Lynch

La primera producción alemana de Netflix plantea una nueva concepción del tiempo y trata de repetir el éxito de los hermano Duffer con más oscuridad y complejidad

Imágenes promocionales de 'Dark', la primera serie alemana de Netflix /

Las comparaciones son odiosas, y más aún si en una de las partes se encuentra ‘Stranger Things’, el penúltimo pelotazo de Netflix que ha desatado un fenómeno fan imparable. A pesar del misterio que ha envuelto a toda su promoción,‘Dark’ estaba llamada a aprovechar la estela nostálgica de la serie de los Duffer, y en realidad es mucho más que eso.

La historia en la que se centra la serie, ya disponible en Netflix en todo el mundo, comienza con la desaparición de dos niños en un pequeño pueblo alemán a partir de las cuales los caminos de cuatro familias se cruzan. Envueltos en un ambiente sobrenatural y con más de una línea temporal, Dark’ ahonda en los secretos y miedos más profundos de los protagonistas. Su atmósfera es mucho más oscura que la que rodea a Hawkins y los guiños nostálgicos no tienen cabida, sólo los largos silencios y la lluvia constante.

Después de ‘Marseille’ en Francia, ‘Las chicas del cable’ en España y ‘Suburra’ en Italia, Netflix continúa su conquista europea con esta producción alemana creada por Baran bo Odar y Jantje Friese. Ambos se enfrentan al que es su debut de televisión como un largometraje de diez horas. “Siempre comparamos a las películas como un sprint y a las series como una maratón donde tienes que guardar tus energías para más adelante”, dicen entre risas.

Ambos se sumaron rápidamente al carro de la comparación con ‘Stranger Things’ asegurando que siempre es mejor que te relacionen con un buen producto a que lo hagan con uno malo, pero confiesan que al haber crecido en la misma década que los Duffer es evidente que tienen los mismos referentes, como Stephen King, Spielberg o David Lynch. “Somos grandes admiradores también de David Fincher, a quien consideramos un autor efectivo e inteligente. Recientemente, nos dejó sin palabras ‘Mindhunter’, una verdadera sorpresa por ser un drama lento y enfocado en los personajes. Son solo personas en una sala de conversación, lo más difícil para un director, porque no te permite usar trucos”, dice este matrimonio.

La varita de Netflix ha tocado con su magia a estos guionistas y a los más de cien actores, desconocidos para el gran público. Saben que es una oportunidad para trascender fuera de sus fronteras y alaban la ya conocida “libertad creativa” que el gigante audiovisual les ha permitido siempre. Son conscientes del cambio que está viviendo la industria cinematográfica, y se suman a él: “Creo que Netflix y otras plataformas de streaming están permitiendo que estas historias vuelvan al cine, lo cual es muy positivo para todos. Es un proceso natural, va a pasar, y el que no lo vea está ciego”, afirma Friese, mientras vaticina que los cines, en un futuro cercano, se convertirán en un lugar de lujo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?