¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CÓMICOS

Una luchadora dentro y fuera del ring

Los Cómicos reciben a la boxeadora profesional Miriam Gutiérrez

Antonio Castelo, Jorge Ponce y Ana Morgade se enfrentan a una mujer que empezó a boxear para descargar la rabia por una situación personal complicada y que ahora lo hace porque se divierte y porque, sinceramente, es muy buena.

Miriam Gutiérrez empezó a hacer full contact con 14 años, pero una lesión en un abductor le hizo cambiar al boxeo. Una afición que tuvo que aparcar por culpa de una pareja tóxica que la maltrató hasta que ella se hizo fuerte, le dejó y le denunció para proteger a su hija recién nacida.

Miriam es una mujer fuerte. Por fuera y por dentro. Afronta jornadas maratonianas en las que entrena, se ocupa de su familia y del trabajo que le da de comer: la jardinería. Dice que trata a las flores con tanto cariño como a sus contrincantes, "porque, aunque no te lo creas, las trato con mucho cariño y respeto".

Hace solo unos meses que se pasó al boxeo profesional. Ha ganado los cuatro combates que ha disputado. Todos por KO. Se quiere presentar a los campeonatos europeos y al Mundial. Porque lo que desea con toda su alma es ser campeona del mundo. Y va por el buen camino.

Prefiere no saber nada de las mujeres a las que se enfrenta. Son sus entrenadores (entre ellos el Hermano Mayor, Jero García) los que visionan los vídeos y le dicen cómo tiene que defenderse y cómo atacar. Ella no siempre lo hace igual, no vaya a ser que le pillen la estrategia.

"La Reina", como la apodan en la profesión, tiene unos estilistas muy particulares: un sastre que le hace la ropa de combate a medida en función de los colores que eligen sus hijos. La niña, rosa y dorado como una princesa. El niño verde y negro como el increíble Hulk. Así es imposible perder.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?